Miles de personas gritan en Córdoba que están hartos del acoso al mundo rural

30 septiembre, 2017 • Noticias de caza

José María Mancheño: «Animo al mundo de la caza y al mundo rural a que sepan que este es el camino».

Luis Fernando Villanueva: «Es el momento de comenzar a cambiar el concepto que hay en la sociedad urbana y para eso tenemos que salir a la calle»

María Jesús Serrano, PSOE: «Si el mundo rural no está habitado no se puede conservar ni proteger».

Redacción | Según fuentes oficiosas de la Policía Local, un total de 15.000 personas (más de 30.000 según fuentes federativas) han asistido a la ‘Manifestación en defensa del mundo rural y sus tradiciones’ que se ha celebrado este sábado en Córdoba. La cita ha sido organizada por 15 entidades del mundo rural y ha sido valorada como «un éxito de asistencia» por el presidente de la Federación Andaluza de Caza José María Mancheño. La marea humana ha partido de la Plaza de las Tres Culturas y ha llegado por el recorrido previsto hasta la Plaza de Colón cordobesa.

«Desde el PSOE siempre hemos apoyado las reivindicaciones que viene del mundo rural». María Jesús Serrano es diputada del partido socialista andaluz en el Congreso de los Diputados y ha estado en la manifestación. Afirma que su formación política trabaja en fijar la población a los núcleos rurales. Con relación a las reivindicaciones que se hacen desde el mundo de la caza, como este sábado en Córdoba, Serrano afirma que «las vamos a escuchar, analizar y articularemos medidas para poner en práctica acciones que generen actividades económicas y empleo en el mundo rural».

«Si el mundo rural no está habitado no se puede conservar ni proteger», destaca la representante socialista, y termina diciendo que «la caza es una actividad que genera empleo y permite conservar nuestra biodiversidad y nuestro patrimonio natural», haciendo hincapié en la generación de empleo en las áreas rurales.

La diputada del PSOE María Jesús Serrano, en cabeza de la marcha, dice que hay que lo rural no se puede defender sin gente en ese entorno / J. C. Calvo

Miles de manifestantes del sector de la caza y del mundo rural han ido avanzando por las calles cordobesas montando algarabía con silbatos y voces de protesta, pidiendo respeto a sus actividades y sin altercados durante todo el recorrido. Antes de las 13 horas, la cabeza de la manifestación ha llegado a los Jardines de la Merced o Plaza de Colón, lugar elegido para el acto final de discursos. «No van a poder con nosotros y esta guerra la vamos a ganar», ha exclamado Mancheño rodeado de los manifestantes que ondeaban banderas españolas y pancartas con mensajes de apoyo a la caza. “Respeto por la caza”, “En defensa de la rehala y la montería española”, “Cazar con rehala es un deporte sin ánimo de lucro” o “Locos por la caza de la perdiz con reclamo” han sido algunos de los mensajes escritos que rezaban las pancartas.

El responsable de la Federación Andaluza de Caza, que ha destacado el comportamiento de la gente que participaba en la manifestación durante el trayecto de la misma, ha sido contundente en su discurso: «Estamos hartos de que nos insulten y de que nuestro dinero sirva para financiar» a grupos y organizaciones animalistas. Ha dicho que hay que impdir que se recorten los derechos y libertades de los cazadores y todos quellos ligados al mundo rural.

«Animo al mundo de la caza y al mundo rural a que sepan que este es el camino», explica el representante federativo para referirse a la necesidad de que la sociedad en general conozca el «desencanto y malestar» del sector cinegético y del mundo rural.

Miles de cazadores

«Esto es increíble», afirma Roberto Martínez Tovar, que ha llegado a Córdoba desde Murcia junto a su familia. Aprovecha el fin de semana en la ciudad andaluza para ver Intercaza, y no podían faltar de la manifestación. Dice que no le sorprende la cantidad de gente que ha participado y tiene clara la razón de unirse al colectivo que hoy se ha manifestado en defensa de la caza y del mundo rural: «Por estos dos pequeños —señala con el dedo a sus hijos—, para que puedan tener un futuro en la caza».

Roberto Martínez y su familia ha acudido desde Murcia / J. C. Calvo

Fernando Saez es cazador de perdiz con reclamo, menor con perro y montería. Reconoce haberse sorprendido al ver gente de tantas provincias españolas. Cádiz, Sevilla, Ciudad Real, Guadalajara, Toledo… hasta de Cataluña. «Somos un sector que estamos siendo atacados continuamente y creo que somos el adalid y los mayores defensores de la naturaleza», explica este cazador que también visitará la Feria internacional de turismo, ocio activo y medio ambiente que se celebra en Córdoba hasta este domingo.

Fernando Saez dice que los cazadores son los mayores defensores de la naturaleza / J. C. Calvo

Luis Fernando Villanueva, director de la Fundación Artemisan, califica de «absoluto éxito» la manifestación y comenta que es el preludio a la que se realizará en Madrid en 2018. Reconoce que ha habido un apoyo masivo del sector cinegético y también de otros relacionados con el mundo rural. «Es el momento de comenzar a cambiar el concepto que hay en la sociedad urbana y para eso tenemos que salir a la calle», afirma Villanueva. Cada vez hay más presión de los ámbito de la conservación, no solo de los populismos, por lo que el medio rural tiene que «poner su voz» y conseguir que «nuestras tradiciones sigan vigentes siempre», reconoce el también representante de Aproca Castilla La Mancha.

La manifestación ha cumplido su horario con normalidad / J. C. Calvo

La manifestación también ha tenido representación del sector armero y de los accesorios para el cazador. Lola Ferández, directora de Marketing y Gestión de Excopesa ha acudido a esta convocatoria junto a otros miembros de su equipo. «Todas las reivindicaciones son positivas; todos los sectores deberían hacerlo y este tiene que hacerlo aún más», ha dicho, pero considera que «esto no es suficiente y hay que seguir haciendo cosas». Fernández ha reconocido que hoy ha habido «mucho entusiasmo y muy buena acogida de la ciudad de Córdoba».

Cualquier vecino de Córdoba que se haya asomado al balcón para ver pasar a la multitud ha visto una oleada de puntos naranjas. Eran las gorras que se habían repartido para unificar a los manifestantes. Un naranja chillón que parece ser la metáfora de tantas voces unidas del sector de la caza y del mundo rural. Voces que claman respeto y actividades ligadas con el campo de honda tradición. Este ha sido un paso más.

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *