Miguel Ferrer, investigador del CSIC: «La prohibición del cangrejo rojo dañará, además, a los arrozales»

3 julio, 2016 • Información de interés

Pide cambios en la legislación sobre especias exóticas invasoras por sus contradicciones: «No hay cangrego autóctono que proteger sino de una lucha entre cangrejos americanos y cangrejos italianos»

cangrejo rojo

Miguel Ferrer, investigador del CSIC y de la Estación Biológica de Doñana, opina que la prohibición de la pesca del cangrejo rojo, acordada en una reciente sentencia por el Tribunal Supremo, no sólo traerá graves daños socioeconómicos a Isla Mayor y toda la comarca del Bajo Guadalquivir, sino que tampoco tiene demasiado sentido desde un punto de vista medioambiental.

«La legislación actual de especies exóticas invasoras habría que cambiarla porque es contradictoria —dice—, pues ni siquiera el llamado cangrejo autóctono al que supuestamente se intenta proteger, es autóctono sino italiano. Se trataría, pues, de una lucha entre cangrejos americanos e italianos».

El investigador Miguel Ferrer
El investigador Miguel Ferrer- ABC
El prestigioso investigador recuerda que fue el propio ICONA (Instituto para la Conservación de la Naturaleza) quien lo introdujo hace cincuenta años en las Marismas del Guadalquivir, y considera, además, que la pesca que se viene practicando en la zona ha servido para regularlo y que sin ella se dañará a los arrozales, «lo que elevará los costes de mantenimiento de este cultivo».

La presencia del cangrejo rojo ha beneficiado a algunas especies del ecosistema de la zona como la nutria, gracias al cual ha podido sobrevivir y reproducirse, y ha perjudicado, por el contrario, a otras, como la sanguijuela. Pero insiste: La prohibición de la pesca tiene sus ventajas e inconvenientes pero no será beneficiosa, en términos generales, desde un punto de vista medioambiental», como sostiene la organización Ecologistas en Acción, que presentó el recurso que ha estimado finalmente el Tribunal Supremo y ha hecho entrar en pánico a la localidad de Isla Mayor, cuya economía se sostiene sobre dos pilares: la pesca del cangrejo rojo, que mueve unos 20 millones de euros, y el cultivo del arroz. La prohibición perjudicaría, pues, a los dos, según este investigador.

Informa: abc.es


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *