Migración otoñal de la becada 2016

9 Enero, 2017 • Caza y Conservación

«El inicio del proyecto de recogida de datos ha sido muy bueno». Con estas palabras califica José Luis Guzmán la labor realizada hasta diciembre de 2016 para cuantificar la abundancia invernal de becada en nuestra península y la presión cinegética que se ejerce sobre esta especie. El investigador del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC) que está realizando este estudio sobre la becada piensa que la participación puede crecer más si la app Becada se divulga con mayor amplitud. A continuación, reproducimos el primer informe emitido por el IREC acerca de los datos recogidos.

El presente trabajo se enmarca dentro de la “Encomienda para la coordinación a escala nacional de la gestión cinegética de la becada”. Financiada por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) y el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC) y cuyo objetivo es contribuir a la caza sostenible de esta especie.

Así, se plantea la monitorización de la abundancia invernal y de la presión cinegética de la becada para conocer mejor la dinámica poblacional de la especie y poder llevar a cabo un uso racional de la misma. Como herramientas específicamente diseñadas para obtener esta información se parte de la utilización por cazadores-colaboradores del carné de caza y la app Becada, y de datos cedidos por el Club de Cazadores de Becada (CCB) (http://www.ccbp.org/es/index.php).

Este documento es el primero de una serie cuyo objetivo es informar a los colaboradores del proyecto con los resultados derivados de los datos que ellos aportan al registrar sus cacerías, bien a través de la app o del carné de caza.

Logotipo de Becada, la aplicación que nos permitirá conocer más sobre la becada.

Dicha serie, comprenderá la realización de diversos documentos anuales en los que se llevará a cabo un resumen de la migración otoñal, invernada, migración estival, y estima de la reproducción. En dichos documentos se hará un breve resumen de: parámetros climatológicos que afectan a la especie, evolución de la abundancia y de la presión de caza, y evolución del número de participantes.

En relación con el seguimiento de la migración otoñal, se evalúan por un lado cuales han sido las condiciones meteorológicas en la principal área de influencia en la migración de la especie (Guzmán 2013), junto con un análisis de la evolución de la abundancia de becadas a lo largo de la migración en base el índice cinegético de abundancia (ICA), entendido como el número de becadas vistas dividido por el número de horas de cacería.

Análisis climático

Atendiendo a un análisis de anomalías térmicas, podemos ver cómo octubre y noviembre han sido más fríos que la media para el periodo 1981-2010 sobre la mayor parte de Europa, pero más calurosos que la media en las partes más septentrionales del continente y en la Península Ibérica y la zona mediterránea (Figura 1).

Figura 1. Anomalías de la temperatura del aire en relación con el promedio para el periodo 1981- 2010. Izquierda, octubre; derecha, noviembre. Fuente: ERA-Interim. (Credit: ECMWF, Copernicus Climate Change Service).

En relación con la principal zona de reproducción de las becadas ibérico-invernantes (Arizaga et al. 2015, Guzmán et al. 2011), lo esperable sería que estas condiciones climáticas favorezcan una fenología migratoria dentro de lo descrito previamente para la especie (Guzmán 2013).

Evolución de la abundancia

Para el análisis de la evaluación de la abundancia de becadas durante la migración otoñal nos hemos servido de los primeros datos registrados con la app, y de los datos registrados por los socios CCB durante sus cacerías.

Si atendemos a los datos ofrecidos por el CCB, podemos ver como los valores de abundancia durante la migración otoñal se han mantenido dentro de la media de los últimos 10 años (Figura 2, líneas verde y roja). Por otra parte, los primeros datos de abundancia ofrecidos por la app muestran una evolución temporal de la abundancia similar a los del CCB, pero en cambio presentan unos valores absolutos siempre superiores (Figura 2, línea azul). Estas diferencias podrían deberse a diferencias en el origen de los datos, es decir, los datos de la app provienen en parte de provincias que no aportan datos al CCB como por ejemplo Castilla-La Mancha y Extremadura; o sencillamente estas diferencias podrían ser un artefacto debido al reducido tamaño muestral procedente de la app (Napp=693 registros Vs. Nccb=1682 registros). Futuros análisis con un mayor tamaño muestral de ambas fuentes posiblemente ayuden a responder esta cuestión.

Figura 2. Evolución del ICA a lo largo de las diferentes decenas de mes de la migración otoñal en el 2016 (1, 1ª decena octubre – 7, 1ª decena diciembre).

En cualquier caso, tanto los datos procedentes de la app, como los del CCB, señalan una fenología migratoria dentro de lo descrito previamente (Guzmán 2013), es decir, con una abundancia relativa de individuos en octubre muy baja, incrementando progresivamente a lo largo de noviembre y alcanzando un pico en la última década del mes, para luego empezar a mantenerse estable.

APP “Becada”

Los primeros resultados en cuanto a número de colaboradores son positivos. A lo largo de la migración otoñal, la app ha sido utilizada de forma regular por unos 90 colaboradores, que han dejado información relativa a unas 700 cacerías procedentes de 31 provincias (Figura 3). La aportación de datos de datos ha incrementado de forma pareja a la abundancia de becadas y posiblemente al incremento de la actividad cinegética, destacando un repunte a comienzos de diciembre. Es probable que en dicho repunte haya influido positivamente la divulgación de la app y el proyecto en revistas propias del sector (Puerta 2016).

Aunque de momento solo es posible realizar un análisis parcial de todo el territorio nacional, conforme aumente el número de datos disponible, será posible describir las diferencias interanuales entre territorios durante las migraciones y en plena invernada, lo que nos permitirá entender mejor como factores como la meteorología o la presión cinegética influyen en la abundancia de becadas.

Figura 3. Evolución temporal por decenas de mes del número de cacerías registradas por los
usuarios de la app, junto con un mapa que indica la procedencia de los datos (provincias en
amarillo).

Referencias y agradecimientos:

  • Arizaga J, Crespo A, Telletxea I, Ibáñez R, Díez F, Tobar JF, … & Pérez JA (2015) Solar/Argos PTTs contradict ring-recovery analyses: Woodcocks wintering in Spain are found to breed further east than previously stated. Journal of Ornithology, 156(2), 515-523.
  • Guzmán JL, Ferrand Y & Arroyo B (2011) Origin and migration of woodcock Scolopax rusticola wintering in Spain. Eur J Wildl Res 57:647–655. Guzmán JL (2013) Factores que modulan la abundancia poblacional de la becada (Scolopax rusticola): implicaciones para su gestión y conservación. PhD Thesis, Universidad de Castilla La Mancha.
  • Puerta D (2016) Tras las becadas del invierno. Trofeo 559: 44-52.

Todos los datos utilizados para describir la evolución de ICAs han sido cedidos por el CCB, concretamente por Felipe Diez y Miguel Minondo.

José Luis Guzmán y Beatriz Arroyo / IREC

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *