Medidas de bioseguridad para minimizar el contagio de la tuberculosis bovina

5 abril, 2017 • Noticias de caza

La Junta de Castilla y León ha presentado un folleto con 16 medidas dirigidas a los ganaderos de la región los ganaderos para evitar que su ganado se contagie de enfermedades de animales silvestres. La recogida de restos de cacerías o el descenso de poblaciones silvestres son algunas de las medidas de bioseguridad que se recomiendan para minimizar la influencia de la fauna silvestre en el contagio de tuberculosis bovina. El jabalí es el principal foco de contagio de esta enfermedad animal, aunque Castilla y León presenta una baja detección de la misma.

El jabalí es el principal foco de contagio de enfermedades animales.

La Junta de Castilla y León ha presentado en Salamanca un nuevo programa con 16 medidas que deben cumplir los ganaderos para evitar contagio de enfermedades de animales silvestres. También ofrece subvenciones para delimitar los pastos comunales y evitar así la propagación de enfermedades.

La Junta de Castilla y León ha presentado un nuevo folleto con el fin de informar a los profesionales del sector sobre las medidas a adoptar en aspectos sanitarios con la fauna silvestre, con el nuevo plan nacional en relación a las actuaciones en fauna silvestre (Patubes), siendo el jabalí uno de los principales focos de contagio, según incidió Jorge Llorente, responsable de la Junta de Castilla y León, señalando que es el animal sobre el que se realizan numerosos muestreos y controles.

Las claves de este programa son: la clasificación por primera vez de las Comunidades por su riesgo de contagio entre fauna silvestre y doméstica -situando a Castilla y León como una región con baja detección de tuberculosis en fauna silvestre-, se determina el número mínimo de muestras que deben tomar todas las autonomías para analizar la fauna silvestre y se establecen medidas de intervención como la mejora de bioseguridad de las explotaciones ganaderas, la recogida de restos de cacerías o el descenso de poblaciones silvestres, entre otras.

El actual plan autonómico de Castilla y León es más ambicioso que el estatal recientemente aprobado ya que genera más información e incluye un muestreo de prácticamente el doble de animales silvestres. Por ese motivo, la Comunidad va a continuar aplicando su propia normativa en lo que a número de muestreos se refiere.

Para mejorar la bioseguridad en las explotaciones ganaderas, la Consejería de Agricultura y Ganadería ha dado un primer paso editando un folleto informativo, que ya está a disposición de los profesionales, en el que se recogen 16 medidas para minimizar la influencia de la fauna silvestre en el contagio de tuberculosis bovina.

Además, para facilitar la implantación de estas medidas de bioseguridad, la Junta ha publicado una Orden de Ayudas, cuyo plazo de solicitud finaliza el 7 de abril, con un presupuesto de 857.143 euros, destinada al acondicionamiento, cercado y otras actuaciones en pastos comunales aprovechados por ganado bovino.

Tuberculosis caprina

Por primera vez en Castilla y León, menos del 1 % de las explotaciones ha dado positivo en tuberculosis caprina. La Comunidad es la única que tiene implantado el programa en la totalidad de las explotaciones. Otras comunidades han iniciado en 2016 las actuaciones sanitarias en esta especie con unos resultados muy negativos ya que nunca se habían saneado estos animales.

Informa Chema Díez para tribunasalamanca.com

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *