Matanzas de zorzales y otras aves en Oriente Próximo y en los olivares superintensivos

14 noviembre, 2018 • Noticias de caza

Los cálculos de organizaciones como Naciones Unidas estiman que las matanzas de aves en países como Líbano, Egipto y otros de esa zona mediterránea alcanzan millones de ejemplares.

La Administración andaluza se plantea prohibir la cosecha nocturna en olivares intensivos por las mortandades de aves que provocan, entre las que se encuentran los zorzales.

Redacción | Mientras algunos partidos políticos como Unidos Podemos pretenden poner en tela de juicio a la caza y prohibir algunas de sus modalidades en España, que desarrolla la actividad cinegética siguiendo una normativa establecida, matanzas de aves se suceden en países de Oriente Próximo. La ONU estima que solo en Egipto se matan anualmente casi 6 millones de aves mediante prácticas de captura masivas como redes y con la ayuda de reclamos sonoros.

En sus vuelos migratorios, se capturan masivamente aves con armas, lazos, trampas y con altavoces que reproducen los cantos de los pájaros y los atraen. Es el caso de las matanzas en plena noche de zorzales mediante reclamos electrónicos y linternas aprovechando sus vuelos migratorios.

Matanzas de aves

En este vídeo se puede comprobar uno de estos métodos indiscriminados de caza de zorzales. El suelo aparece de día repleto de pájaros muertos o heridos que han sido abatidos atraídos por el reclamo electrónico (que aún puede escucharse). En el suelo se ven también algunas vainas y la cantidad de zorzales abatidos es incalculable.

Las matanzas de aves insectívoras también se reflejan en vídeos. Las aves se cogen de forma numerosa mediante redes japonesas o de niebla y trampas, para ser luego sacrificadas y vendidas como delicatesen. A las avecillas, muchas de ellas de pequeño tamaño como son las insectívoras, se las remata con un corte de navaja en el cuello tras ser capturadas vivas.

«Nos quedamos impactados al descubrir que 25 millones de ejemplares de 450 especies de aves se estima que son masacrados o capturados de manera ilegal en la región mediterránea cada año, principalmente por motivos gastronómicos (por considerarse un manjar o para vender como alimento gourmet), pero también por deporte, para enjaular o como señuelos de caza», explica Anne-Laure Brochet, coordinadora del estudio «Valoración preliminar del enfoque y escala de la matanza y la captura ilegal de aves en el Mediterráneo».

Cosechadoras que masacran zorzales

Un informe elaborado por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía revela que la cosecha nocturna en los olivares intensivos provoca «una alta mortandad» de aves. «Una vez hechas las comprobaciones y contrastadas las informaciones recibidas desde diferentes fuentes, la Consejería de Medio Ambiente constata que existe un problema de carácter ambiental, derivado de la modalidad de cosecha del olivar en régimen de superintensivo. Es un problema real, actual y de graves repercusiones ambientales, que trascienden los límites geográficos andaluces y nacionales, afectando a valores ambientales de diversos países del ámbito de la Unión Europea».

El problema surge cuando las cosechadoras trabajan por la noche porque muchas aves eligen estas plantaciones para pernoctar, como es el caso de zorzales y otras aves insectívoras. El informe contabiliza unas 100 aves muertas por cada remolque cosechado, lo que viene a ser unas 100 aves por hectárea. «Las estimas más conservadoras apuntan a que esta práctica pueda estar afectando a 2,6 millones de aves cada año en Andalucía, especialmente en las provincias de Sevilla, Córdoba y Jaén”, según la información de la propia Consejería.

La Guardia Civil informa que muchas de estas aves son vendidas por operarios del olivar para el consumo como “pajaritos fritos”, y esta es una práctica ilegal y perseguida por la Consejería competente en materia de Salud por carecer de las suficientes garantías sanitarias.

Los técnicos de Medio Ambiente plantean la posibilidad de prohibir la cosecha nocturna del olivar superintensivo por el enorme impacto ambiental que estaría causando en poblaciones de aves.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *