Matan 44 jabalíes en zonas urbanas de Gerona durante 2016

2 enero, 2017 • Actualidad

Cazadores y agentes rurales de Gerona han abatido 44 jabalíes dentro de las zonas urbanas de la ciudad. Las cacerías se hacen de manera excepcional por parte del Ayuntamiento, que en ocasiones tiene que cortar algunas calles para realizarlas. Esta ciudad catalana sufre el exceso de población de jabalíes en aquellos barrios próximos a zonas forestales y durante la pasada temporada cobraron 176 ejemplares en 54 batidas. El consistorio reconoce que la medida es insuficiente y valora colocar barreras electrificadas y olorosas para frenar la entrada de los jabalíes a zonas urbanas.

Los cazadores y agentes rurales han matado este 2016 hasta 44 jabalíes durante redadas excepcionales en zonas urbanas de la ciudad de Gerona. Estas cacerías se hacen de manera puntual, las pide el mismo Ayuntamiento y a menudo obligan a cortar algunas calles. Se hacen para ahuyentar a los animales de las zonas más próximas a las casas, como en Montjuic, alrededor del Trueta y Sarriá o en Domeny.

Un trabajador de la empresa Soma instalando la valla que electrifica al plan de los Zocos de Salt / L. Casademont. ACN

El concejal de Paisaje y Hábitat Urbano de Gerona, Narcís Sastre, reconoce que el problema es “constante” en algunos barrios y dice que tienen pocas herramientas para combatir esta sobrepoblación. Los datos demuestran que cada vez hay más jabalíes: 2014 se hicieron dos capturas en redadas excepcionales, pero en 2015 ya fueron 45 y el 2016 la cifra se mantiene en 44.

El concejal avanza que quieren estudiar el método implantado recientemente por el municipio vecino de Salt, que consiste en poner un cercado electrificado y esponjas con feromonas de lobo para ahuyentar a los animales.

La ciudad de Girona también sufre el problema de la sobrepoblación de jabalíes. Su presencia es más habitual en los barrios cercanos a zonas forestales. El concejal de Paisaje y Hábitat Urbano, Narcís Sastre, reconoce que en los últimos años la presencia de los animales ha ido en aumento y que cada vez se acercan más a las casas para buscar comida. «Cada vez son más atrevidos y se acercan a zonas más céntricas y urbanizadas»”, mantiene el concejal.

Según las quejas que recoge el consistorio, la presencia de los animales es más visible en zonas como Montjuic, Taialá, Sant Ponç, Pedret, Palau y Pont Major. Sastre reconoce que la capacidad para combatir la sobrepoblación de estos animales es limitada a nivel municipal porque es una «problemática general». Además, Gerona está rodeada de bosques (tiene próxima la cordillera de las Gavarres) y eso hace que sea aún más difícil controlarlo.

Una de las herramientas de que dispone el consistorio son las batidas excepcionales. El ayuntamiento las puede pedir y, de acuerdo con los grupos de cazadores o los Agentes Rurales, organizar de manera puntual con el objetivo de atacar a los jabalíes desde las zonas urbanas. Para solicitarlas, hay un permiso especial, señalización en la zona y, a menudo, también conllevan el corte de alguna calle o carretera.

Durante el 2016, se han hecho seis batidas y cinco observatorios por parte de los Agentes Rurales. En total, se han abatido 44 ejemplares. Estos datos están en la línea de 2015 (cuando se capturaron 45) pero suponen un aumento muy significativo respecto a los años anteriores: en 2014 se hicieron cuatro batidas y sólo se mataron dos ejemplares y en 2013 se hizo una única batida, con el resultado de tres jabalíes muertos. Los datos demuestran, pues, que la presencia de los jabalíes es cada vez más importante en la zona.

Estudiarán el método de Salt

El concejal, sin embargo, reconoce que estas redadas excepcionales son «parches» y que el ayuntamiento no tiene herramientas para controlar la población de jabalíes en el término municipal. Por ello, Sastre adelanta que quieren estudiar el método implantado en Salt, que consiste en un cerrado electrificado donde se cuelgan unas estacas de madera con esponjas impregnadas con feromonas de lobo.

De esta manera, los jabalíes asocian el olor de su principal depredador con la experiencia desagradable de enrampar con el hilado eléctrico. Este método hace pocas semanas que se ha implantado para proteger la zona de las Deveses de Salt de la presencia de jabalíes. Desde Gerona quieren dejar pasar un tiempo más para evaluar cómo está funcionando el municipio vecino y la viabilidad de aplicarlo a zonas urbanas de Gerona. Sastre ya tiene pedida una reunión con su homóloga en Salt, Marta Guillaumes, para tratar este tema.

La idea que tiene el Ayuntamiento de Gerona es instalar este sistema en las zonas donde llegan de forma «continua» los jabalíes, como en Montjuic, donde es habitual que los vecinos se les encuentren paseando por la calle, revolcándose en la hierba o buscando comida en los contenedores, según apunta el concejal.

Capturas en el área local de caza

El número de jabalíes capturados en redadas excepcionales hay que sumar al resto de ejemplares que abaten los cazadores en el área local de caza (situada en la zona boscosa de las Gavarres, fuera de la zona urbana). En la temporada de caza 2015-2016, se han matado hasta 176 ejemplares en 54 batidas. Estos datos son muy superiores a la pasada temporada —la 2014/2015— cuando se hicieron 52 batidas con un resultado de 111 capturas. Los datos de los últimos cinco años denotan un aumento constante de jabalíes cazados.

Informa lavanguardia.com

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *