Más de 200 cabras hispánicas afectadas con sarna en Matarraña

16 mayo, 2019 • Noticias de caza

Cabra montés con sarna / La Comarca

Más de dos centenares es el recuento de animales que se lleva hasta la fecha aunque las autoridades de Aragón no han dado cifras exactas.

El invierno de ese año, según cazadores y expertos, será el que marque la velocidad del proceso de recuperación de los ejemplares de la zona.

Redacción | Más de 200 afectados por sarna es el recuento de animales que se lleva hasta la fecha, aunque las autoridades de Aragón no han dado cifras exactas. Agricultores, senderistas y cazadores cuentan por decenas los ejemplares de cabras montesas muertas o enfermas.

La epidemia tiene su principal núcleo en el Matarraña, especialmente en los puertos de Beceite, además de ocupar ya parte de Castellón y Tarragona.

A pesar de la alarmante y desastrosa situación existe una esperanza de que la población de cabras se pueda llegar a recuperar entre los próximos 6 o 10 años. Esto es debido a que en las diferentes zonas afectadas, al menos un 10% ha podido sobrevivir a esta epidemia. En otros lugares como los Apeninos (Italia), en cabras de especies diferentes, algunas epidemias similares lograron hacer desaparecer hasta el 90% de su población.

Esperanzas de recuperación

Juan Manuel Batiste, asesor de los cotos de caza del Matarraña, cree que la alta densidad de cabras en la zona puede generar un mayor número de ejemplares resistentes a la sarna, algo que podría favorecer la recuperación de la especie. «Creemos que tras el paso de la plaga se generará una población resistente y será la encargada de repoblar todo en relativamente pocos años», ha asegurado Batiste.

La preocupación en el sector cinegético ante este problema es mayúsculo, ya que debido a la orografía de la zona, no hay muchas otras modalidades de caza que puedan suplantar a la caza de la cabra, siendo esta una de las principales fuentes de sustento para muchos cotos de la zona.

A la espera del invierno

El invierno de 2020, según cazadores y expertos, será el que marque la velocidad del proceso de recuperación de los ejemplares de la zona. Si se diese la situación de un invierno frío, la enfermedad se transmitirá de forma mucho más rápida, favoreciendo así también el proceso de recuperación. De ser un invierno suave todo se retrasaría posiblemente hasta el invierno de 2021. En todo caso se prevé que el descenso de la población de cabras en la zona sea muy elevado, informa La Comarca.

Alta densidades poblacionales en otros puntos

El problema de sarna que está afectando a Matarraña es algo que, según los expertos, «se veía venir». En otros puntos de nuestro país las diferentes colonias de esta especie están sufriendo concentraciones casi insostenibles, lo cual puede ser alarmante ante la probable aparición de más casos como este.

En Murcia, la población de cabra montesa se ha multiplicado por 23 en los últimos años, según censos que se vienen realizando desde 1991 y que aseguran que la spoblaciones de cabra montés, ciervo, arruí y muflón están también en expansión.

En la Sierra de Guadarrama (Madrid), en la actualidad cuentan con una población de cabras que triplica la densidad máxima de número de cabras que el ecosistema de la zona es capaz de soportar.

En julio de 2017 se declaró otra situación de emergencia cinegética por sarna en cinco provincias de Andalucía, afectando a municipios de Almería, Granada, Jaén, Málaga y Cádiz.

La sarna sarcóptica es una enfermedad ocasionada por ácaros que afecta a la piel del animal provocándole una muerte muy dolorosa.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *