Más de 100.000 euros recaudados en la subasta de caza de La Albufera

10 octubre, 2018 • Noticias de caza

La recaudación ha sido inferior a la del año pasado, con 124.424 euros, y el puesto por el que más se ha pagado ha sido el 13, adjudicado por 13.699 euros.

«12.500 euros por el vedat dos y seis. 12.500 euros a la una, 12.500 euros a las dos… y 12.500 a las tres. Adjudicado por 12.500 euros». Y así, hasta más de una quincena de subastas. El polideportivo de Silla acogió ayer la tradicional subasta de cotos de caza en La Albufera, en la que se recaudaron 116.802 euros, 7.622 euros menos que el pasado año. La recaudación sirve para el mantenimiento y la mejora de los ‘vedats’.

Como cada 9 de octubre, alrededor de un centenar de personas, la mayoría amantes de la caza, se dieron cita en la subasta de ‘vedats’ para las tiradas de aves acuáticas en el lago valenciano. El acto es en un ritual en toda su esencia. Primero, el esmorssaret valencià: bocadillos, cacau del terreno, variantes, carajillo o cremaet y tertulia. Mientras, los funcionarios municipales, el concejal del ramo y el presidente de la sociedad de cazadores ultiman los preparativos. Además de las sillas y la mesa de la presidencia, se ha repartido la relación de los ‘vedats’ y el dinero por el que se adjudicaron el pasado año. Hay que tener referencias.

Pasadas las once y cuarto, y tras un par de avisos a la concurrencia, los cazadores toman asiento. Nada es al azar. Algunos, en la misma zona de siempre. Antes de comenzar se producen los últimos corrillos: «Este es el bueno, aunque este tampoco está mal», comentaba una cuadrilla. El subastador toma el micro y empieza con el primer ‘vedat’. «Arrancamos con 600 euros», anuncia. Pese a lo que pudiera parecer, el sigilo y el disimulo prevalece. Hay cazadores que apenas gesticulan para subir la puja. 100, 200, 300… Los euros van cayendo en las arcas municipales. Aunque cada vez menos.

Pasada la hora y media hora larga, la subasta se daba por concluida. En total se subastaron 17 zonas para la caza en la Albufera. La recaudación alcanzó los 116.802 euros, inferior a los 124.424 euros que se registraron el pasado año, y más lejos si cabe de los 134.312 euros de 2016 y de los 130.810 de 2015. En este sentido, el puesto más caro fue el 13, que se adjudicó por 13.699 euros, seguido del 12, con 13.081 euros (el pasado año fue el más valorado con 17.819 euros), y el 2 y el 6 (se subastaron juntos), por 12.566 euros. Algunos cotos han incrementado su precio, mientras que otros han caído.

El concejal de Agricultura y Medio Ambiente de Silla, Felipe García, admite la reducción de la recaudación pero rechaza que el ayuntamiento esté«descontento» por el resultado final. El regidor revelaba que el «cálculo que habíamos hecho inicialmente era superior a lo que finalmente se ha producido, pero ha estado bien», afirma García. En este sentido, el responsable del área atribuye el descenso de ingresos a la ausencia de algunas cuadrillas asiduas en los últimos años. «Creemos que la crisis económica apenas ha tenido repercusión en las subastas de los dos últimos años», desliza el concejal. Así, indica que «este año no han venido cazadores de años anteriores y eso sí ha repercutido. Hay algunos que van directos a por un vedat en concreto, cueste lo que cueste y eso hace aumenta la recaudación», explica.

También hay otros factores de influencia en la bajada del volumen de pujas. «La subasta de vedats de Cullera se ha celebrado el mismo día y eso puede influir», sostiene Felipe García, que apunta al mismo tiempo, cierta «incertidumbre» en los cazadores por factores como la quema de la paja del arroz que afecta a los puestos de caza. «En años anteriores el calendario de quema ha influido, ya que la paja debe desaparecer para llenar los vedats, ya que si se pudre hay problemas», aporta el regidor.

La cantidad recaudada por el consistorio se reinvierte en el mantenimiento y mejora de los ‘vedats’, su limpieza así como los caminos de los ‘marjals’, detalla el alcalde de la localidad, Vicente Zaragoza.

A partir del 15 de octubre los beneficiarios de las parcelas de caza deberán entregar toda la documentación en el ayuntamiento, incluyendo el recibo del ingreso bancario de la cantidad pujada. La tiradas, ocho en total, comenzarán el 24 de noviembre y se prolongarán hasta el 12 de enero. Se ha pedido a los cazadores que eviten depositar basura en los ‘vedats’ y se les recordó que queda prohibido utilizar munición de plomo y tocar los niveles de las parcelas.

Informa levante-emv.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *