«Más de 100.000 cazadores» lanzan vivas a la caza en un 15-A repartido por España

14 abril, 2018 • Noticias de caza

Discurso de Ángel López Maraver durante la concentración del 15-A en Madrid. #Sialacaza

La Real Federación Española de Caza ha destacado el número de cazadores que han salido a la calle en 36 capitales.

Exigen el cese de los ataques animalistas y defienden su afición como una forma de vida y una herramienta de gestión.

Redacción | La calle era un clamor popular al mismo grito: «¡Viva la caza!». Más de 100.000 personas en toda España se han echado a la calle para pedir respeto hacia su forma de vida, según la Real Federación Española de Caza. En la madrileña Plaza de Cibeles se han concentrado los cazadores para reivindicar respeto ante los repetitivos ataques del movimiento animalista. La concentración ha congregado a las 12 horas a personas vinculadas al campo y la caza, al tiempo que en otras casi 40 capitales más de provincia se iniciaban otras similares. Miles de personas bajo el mismo lema de “Sí a la caza, nuestra forma de vida”. «Vamos a luchar por esto el resto de nuestra vida», afirmaba Abraham Corpa, presidente de la Plataforma en Defensa de la Caza con Galgo y portavoz en la RFEC, antes de comenzar la protesta multitudinaria.

En la aglomeración se encontraban representantes de la Real Federación Española de Caza (RFEC), de la madrileña, y de diversas entidades y asociaciones ligadas al sector cinegético. Junto a ellos, un sinfín de cazadores de la capital y de varios puntos de España. Eloy Calderón ha llegado desde Fuenlabrada y con 49 años es la cuarta generación de su familia que practica la caza. «Que nos escuchen, que nos tengan respeto y queremos que nos apoyen», afirma este cazador refieriéndose a los políticos. Desde Madrid también ha acudido a esta concentración Raquel del Amo. Es vicepresidenta de Jocama (la reciente asociación de Jóvenes Cazadores Madrileños) y considera que el colectivo debe «luchar 24 horas los 365 días del año», pero también cree necesario un cambio a la hora de hacer publicaciones en las redes sociales. «Nosotros mismos tenemos que cambiar», afirma. Junto a Calderón y del Amo, miles de voces anónimas han apoyado esta movilización en Madrid y en el resto de ciudades donde se han celebrado concentraciones similares.

Para este 15-A había concentraciones convocadas en 36 capitales de provincia de 14 comunidades autónomas: Andalucía (Almería, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Málaga, Sevilla), Baleares (Mallorca, Menorca e Ibiza), Canarias (Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran canaria), Cantabria (Santander), Castilla-La Mancha (Albacete, Ciudad Real, Guadalajara, Toledo y Cuenca), Castilla y León (Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora), Cataluña (Barcelona), Madrid (Madrid), Extremadura (Mérida), Galicia (Santiago de Compostela), La Rioja (Logroño), Navarra (Pamplona), País Vasco (Bilbao, San Sebastián) y Asturias (Oviedo).

«La caza es vida»

La convocatoria para este domingo había sido realizada por la RFEC y el resto de federaciones autonómicas. El propósito era mostrar la unidad del sector y solicitar la reforma del Código Penal para que los sucesivos ataques, insultos y vejaciones hacia el colectivo de la caza no queden impunes.

Antonio García es presidente de la Federación Madrileña de Caza y cuenta que las miles de personas congregadas en Cibeles, así como en otros muchos puntos de España, lo han hecho para reivindicar el “sí a la caza” que promulgaba el lema de las movilizaciones: “Sí a la caza, nuestra forma de vida”. Reconoce que los movimientos animalistas están «machacando» al sector de la caza debido a una concepción errónea de lo que es esta actividad, porque la sociedad es «demasiado urbanita y no nos conocen», explica mientras diferencia el concepto que se tiene de la caza desde el sector rural, plenamente positivo. Por ello entiende que es necesaria una labor de formación en el entorno urbano y ante la sociedad en general. Insiste en la necesidad de que cesen los ataques e insultos en las redes sociales, constituyendo muchos de ellos delitos de odio, y concluye diciendo que «la caza es conservación, la caza es vida».

Reivindicar respeto hacia los cazadores y la caza, así como exigir el cese de los ataques del movimiento animalista, han protagonizado las peticiones del colectivo en los distintos puntos de la geografía nacional. «Teníamos que haber hecho una grandísima manifestación que hubiera reventado Madrid para que hubiesen visto los políticos que hay que tener en cuenta al mundo rural en España», ha matizado Corpa sobre las concentraciones múltiples de este 15-A. El presidente de la Plataforma en Defensa de la Caza con Galgo considera que la caza no tiene futuro si el sector sigue desunido «y solo buscamos sillones», y cree que, aparte de las movilizaciones, hay que hacer un movimiento social y un llamamiento al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para que incorporen un «asesor de los cazadores» en su organigrama.

«Divide y joderás»

Para el cetrero Cristian Gómez, que ha llegado a Cibeles desde Galapagar, sumarse a esta concentración es algo necesario porque es momento de demostrar apoyo al sector. «La caza es parte de nuestra vida», dice, e insiste en la necesidad de recuperar tradiciones del mundo rural, recordando a su abuelo mientras sostiene con el brazo izquierdo su rapaz, impertérrita ante el bullicio.

A estas tradiciones se refiere Rodrigo Moreno de Borbón, presidente de Expo Cinegética, al mantener que la reivindicación de este domingo se centra en pedir respeto. «La caza es absolutamente necesaria», explica autodenominándose gestor a la par que cazador. Considera que «la única manera de demostrar lo que somos, quiénes somos y cuántos somos es en una gran manifestación organizada con tiempo». Califica la concentración en múltiples ciudades, aludiendo al dicho, con un «divide y joderás», y dice que la unión del sector es primordial antes de poder «hacer fuerza y demostrar que somos necesarios».

El delegado de la Asociación de Rehalas Regionales Españolas (Arrecal) en Madrid, David Torrego,  espera que las Administraciones tengan en cuenta al colectivo rehalero para legislar sobre el bienestar animal, no ya solo sobre los perros de rehala. Entiende que la caza hay que centrarla hacia las Administraciones y que habrá futuro si «luchamos todos juntos». La idea de convocar concentraciones múltiples es, para él, positiva porque permite acudir a personas de lugares dispares a defender un mismo fin, pero echa de menos una gran manifestación.

La voz de la calle hoy ha vitoreado a la caza y ha pedido respeto. No todas las comunidades autónomas han celebrado concentraciones. La valenciana tiene previsto celebrar una manifestación el próximo 26 de mayo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *