Voces de caza

Luis Manuel Jara Rolle: «Tenemos mucho que aprender en actitud, en gestión, en respeto a la pieza de caza»

25 Abril, 2017 • Entrevistas

Se llama Luis Manuel Jara Rolle y es presidente de la Asociación Española del Perro de Sangre. Dice tener «la suerte» de cazar en Austria desde hace 12 años y afirma que nuestra forma de cazar no la pueden entender allí. Es un cazador respetuoso con el medio natural y con las piezas de caza. Confiesa que «subir a la montaña es bajar con el alma llena». Es humilde y agradecido. «Resulta duro empezar este cuestionario teniéndome que definir a mí mismo. Prefiero que el lector, si no se aburre y consigue llegar al final de la entrevista, saque sus conclusiones. Si en estas líneas, al final consigo que quede clara la actividad que se lleva a cabo en Aepes me daría por satisfecho. Sí quiero agradecer una vez más a todos los medios especializados la ayuda desinteresada que habéis prestado a esta Asociación desde su constitución. Personalmente, me resulta gratificante trabajar contando con vuestro apoyo».

Luis Miguel Jara Rolle es presidente de Aepes

¿Cómo entra la caza en su vida?

Creo que como la mayoría de los cazadores, de la mano de nuestros padres. Desde pequeño, mi padre me llevaba a sus cacerías, principalmente ojeos de perdiz, y poco a poco fueron llegando las primeras monterías, recechos, esperas  y todo lo demás. Creo que siempre me recordaré haciendo los deberes en el Hotel La Perdiz.

¿Qué modalidades practica, cuál prefiere y por qué?

Practico y he practicado casi todas (con excepción de las esperas, que reconozco que nunca he servido para eso), pero actualmente lo que más me motiva es la cacería de montaña. No es el hecho del animal, es el paisaje y la forma en la que se desarrolla. Es un tipo de cacería que dura todo el día, necesitas una atención permanente porque en cualquier momento puede moverse la pieza. La caza en la montaña te acerca a algo que no se sabe qué es, pero que a todos llena y a nadie deja indiferente. Subir a la montaña es bajar con el alma llena.

Por otro lado, el rastreo de animales heridos es una modalidad de caza muy autentica y emocionante. Cuando acudes a una llamada, llegas a un terreno que te resulta absolutamente desconocido. Una gran extensión abierta… Te dan una información, normalmente equivocada, sobre un determinado animal, uno concreto, aquí no vale cualquiera, y tienes que encontrarlo y acabar de abatirlo si sigue vivo.  Mentalmente es exigente cómo empiezas imaginando la situación y a lo largo del rastreo intentas encontrar las piezas para descifrar el jeroglífico y, si tienes suerte y consigues acabarlo, la sensación es indescriptible. Por eso cada vez más personas se están aficionando a tener un perro de sangre. Solo hace falta probarlo una vez.

¿Qué valoración hace de la caza mayor en España?

España ha sido y es un auténtico paraíso para la caza mayor. Creo que la diversidad de piezas que podemos encontrar con tan poca distancia entre unas y otras hacen de España un destino especial para los cazadores coleccionistas.

No tenemos que olvidarnos que también tenemos una especie única en el mundo, el macho montés, que distribuida por toda nuestra geografía hace las delicias de todos los cazadores.

Luis Manuel Jara Rolle es presidente de Aepes perros de sangre

Y en cuanto a la caza menor, ¿qué diría?

Admirable, una caza autentica y popular, practicada por auténticos amantes del campo y de los perros. Lamentablemente, en regresión por numerosas causas que deberían solucionarse para volver a dar a nuestro campo la vida que se merece.

Perros, armas, gastronomía… ¿Qué aspecto de la caza le atrae más?

No sabría decirte, porque me gustan todos. Una vez me preguntaron: ¿Tú cuándo empiezas a distrutar de la caza? ¿Yo? Desde que abro el armero para sacar el rifle y los perros hacen cabriolas a mi alrededor porque saben que saldremos al campo.

 Los perros me encantan, las armas también (creo que ya tengo la licencia llena y no puedo comprar más), la gastronomía… En temporada de caza todas las semanas se come caza en casa, y cuando salgo con mi familia siempre procuramos buscar un restaurante que prepare caza.

Entre la tradición y la tecnología, ¿con qué se quedaría en la caza y por qué?

La tradición, sin duda. Simplemente por la ética y la belleza que conlleva. La tecnología es buena, pero siempre que no nos aleje de la ética. Está claro que las membranas que llevamos en la ropa nos mantienen más calientes que hace algunos años, pero no dejemos que la tecnología nos lleve a convertirnos en una seudoespecie de francotirador sin que el animal tenga la más mínima oportunidad.

Esa tecnología puede estar bien para modalidades de tiro a larga distancia, competiciones deportivas, pero creo que no debemos mezclarlo con la caza. Son cosas distintas.

¿Qué diría sobre la literatura cinegética? ¿Destacaría alguna obra?

Tenemos que estar muy agradecidos a todos los que se han tomado la molestia de escribir, porque a muchos los han acercado a la caza. ¿Quién no ha deseado ir a un safari leyendo los relatos del Dr. Caballero? Y los relatos de Manferland… ¿Consejos inútiles?

Obras podría destacar muchas, pero los libros de Jose Ramón de Camps sobre rebecos y sarrios son magníficos. Su libro sobre el urogallo, el de las monteses, el libro de Urquijo El Pirineo y los Sarrios es realmente bueno; la prosa y el lenguaje que utiliza Mariano Aguayo en todos sus libros… No sé, podría ir destacando algo de todos los libros que he leído, pero desde luego estos, para mí, son imprescindibles.

Luis Manuel Jara es presidente de Aepes perros de sangre

En literatura cinegética, ¿está todo escrito? Y en defensa de la caza, ¿todo dicho?

No, ni mucho menos, queda mucho por escribir… Para empezar, un libro sobre rastreo adaptado a nuestra geografía y costumbres (y a ser posible escrito por un español).

Y en defensa de la caza, al contrario, queda todo por decir. Es una pena porque no tendría que ser defendida una actividad tal natural, pero se ha comunicado mal y una minoría ha trasmitido una imagen equivocada a un colectivo mal informado.

Sin duda, ha llegado el momento de revertir esa situación, pero entre todos. No podemos quedarnos cruzados de brazos.

¿Hasta qué punto ha influido la caza en su trayectoria profesional o personal?

Sin darme cuenta ha influido mucho, y mucho más de lo que yo suponía. Hace ya muchos años, mi primer jefe, Vicente Muñoz, dijo que yo era un cazador y que siempre estaba cazando. Con el tiempo me he dado cuenta de que tenía razón, aunque ese día no le entendí.

La caza es una forma de superación continua, la pieza cazada ayer ya no está hoy. Tienes que salir cada día a buscar otra. La caza te enseña que no hay nada permanente y que todo es efímero, que cada día es una lucha por esa supervivencia innata en el hombre y en cualquier animal.

La caza te enseña a aceptar las derrotas, a bajar con las manos vacías, a mantener la concentración y a seguir un paso más, a seguir avanzando.

La Asociación Española de Perros de Sangre nace en 2008 y actualmente tiene casi 300 socios. ¿Con qué ventajas y obligaciones cuenta la condición de socio de Aepes?

En realidad, ahora mismo ya somos más de 330 socios.

Entre las principales ventajas de pertenecer a la Aepes están poder participar en todas las actividades que se realizan desde la asociación, tales como asistencia a los cursos, seminarios y otros eventos, con prioridad de plaza y descuentos en la matricula con respecto a otras personas ajenas a Aepes; acceder a los libros y demás material que se reparte de forma gratuita a los socios; consultar con la asociación cualquier duda relacionada con la adquisición de un cachorro, forma de prepararlo, dudas en el rastreo real de piezas heridas, compra de material, etc.; acceder a la pestaña “Asociación” del foro de internet, restringida a los socios.

Pero a mí, personalmente, me gusta más destacar los motivos por los que hacerse socio de la Aepes y no son otros que, con nuestra pertenencia, el hecho de formar parte de un grupo en el que se defiende una forma de caza ética y necesaria.

Parece increíble, pero cada vez hay más socios que no tienen perro pero valoran las actividades que realizamos y colaboran en ellas como una forma más de dignificar la caza.

Luis Manuel Jara es presidente de Aepes 2

¿Cuál es la principal filosofía de Aepes y qué busca como principal objetivo?

En la Aepes estamos convencidos de que la caza no finaliza con el disparo, sino con el cobro de la pieza, y debemos hacer todo lo posible para que el sufrimiento de ésta sea lo menor posible. Y nuestro principal objetivo es contribuir a minimizar el número de animales de caza mayor heridos o muertos que quedan todas las temporadas abandonados en nuestros montes y ayudar a difundir el rastreo con perros de sangre como una forma de entender la caza en la que el respeto a la pieza, antes y después del disparo, forma parte fundamental de la misma.

¿Cuáles son las razas de perro que pueden considerarse como de rastreo y son contempladas por la asociación?

En principio, en Aepes no contemplamos ninguna raza, ni mucho menos exigimos que tenga pedigrí; si rastrea es suficiente para nosotros. Para nosotros es igualmente válido el perro traído de Polonia, hijo de los tetracampeoones mundiales, que el chucho que rastrea con una cuerda de persiana. Para la Aepes, lo importante es tener las ganas y la motivación para salir a rastrear. Con eso nos vale. Pero por ello no podemos dejar de reconocer que hay razas más adecuadas que otras para el rastreo, pues por propias morfologías algunas han sido desarrolladas para esto.

En concreto, las dos razas auténticamente especialistas son el sabueso de Hannover y el sabueso de montaña de Baviera.

¿Y las principales razas empleadas para el rastro y sus características más destacadas?

Entre las principales razas que se utilizan para el rastreo habría que dividir en dos tipos, las especialistas y las polivalentes.

En las especialistas encontramos dos sin ningún género de dudas. El sabueso de Hannover y el sabueso de montaña de Baviera. Estas dos razas son las auténticas especialistas en el rastro de sangre.

En segundo lugar, podríamos señalar claramente al teckel entre los perros de los asociados, pero debemos incluirlo en el capítulo de razas polivalentes, pues en sus pruebas de trabajo se incluyen otros trabajos aparte de la prueba de rastreo,

Además, dentro del capítulo de razas polivalentes encontramos otras como el jagdterrier, braco alemán, labradores y muchas otras que son desconocidas en España.

En cuanto a las cualidades que debe tener un perro de rastro, en primer lugar debe ser un perro equilibrado porque necesita concentrarse en un solo rastro y poder discriminar lo que le estamos pidiendo del resto; debe ser un perro tenaz porque siempre sabemos cuándo vamos a comenzar un rastreo, pero nunca cuando vamos a acabarlo; debe ser un perro valiente, pero a su vez prudente, porque los perros demasiado intrépidos generalmente tienen una vida muy corta y, por supuesto, debe estar dotado de un buen olfato.

Aepes cuenta con un listado de equipos de rastreo en ocho comunidades autónomas. ¿Qué es necesario para inscribirse en este grupo y qué obligaciones se adquiere con ello?

Para formar parte de ese grupo y tener la condición de conductor acreditado por la Aepes es necesario superar con éxito algunas de las pruebas de acreditación que están establecidas.

Las dos formas principales de acreditación son las siguientes:

a) Acreditación sobre rastro artificial. En esta prueba se traza un rastro artificial simulando de la forma más fidedigna posible la huida de un animal herido. Para ello, se marca un rastro usando pezuñas y sangre de un animal. Se utilizan 250 ml de sangre a lo largo de 1.000 metros. Pueden existir varios ángulos, giros, saltos de caminos, cauces de agua, y además es obligatorio que exista una zona de 100 metros en los que no haya rastro de sangre y una zona de 10 metros (que simula el salto del animal) en la que no hay ni rastro de pezuñas ni de sangre. El tiempo para realizar la prueba es de 60 minutos, y si durante la prueba el equipo (perro y conductor) se alejan del rastro más de 30 metros, reciben un aviso y les indican el lugar correcto por donde va trazado el rastro. Si reciben el tercer aviso son eliminados.

b) Acreditación sobre rastro natural. Esta modalidad surgió después de la artificial, pues había en la asociación perros que ya estaban trabajando sobre rastros naturales y cobrando reses, y eso les dificultaba el seguir un rastro artificial. En esta modalidad se exige que la longitud del rastro sea de un mínimo de 400 m y una antigüedad del rastro de 5h.

La práctica ha demostrado que esta modalidad no es frecuente pues es complicado reunir todos los factores, el equipo que se quiere acreditar, un juez, un animal herido, y cuando se dan las circunstancias para ello puede ser que la pieza se encuentre solo a 300 m y por tanto no es suficiente para superar la prueba.

Luis Miguel Jara de Aepes con un rebeco

Los socios del equipo de rastreo no cobran por su trabajo. ¿Existen relaciones comerciales o se tiene previsto hacerlas entre Aepes y organizaciones de caza o similar?

No, la Aepes se constituyó como una asociación sin ánimo de lucro y así debe seguir. Tenemos vinculación con otras entidades y acudimos cada vez que se solicita nuestra colaboración, pero no, no tenemos previsto establecer relaciones comerciales de ningún tipo.

Somos conscientes de que siguiendo nuestra estela aparecerán rastreadores profesionales, de hecho ya se ve algún anuncio en la prensa especializada que establece una tarifa por sus servicios o establecen un precio por tener a su disposición un perro de sangre, pero son completamente ajenos a nuestra asociación a pesar de que incluso algunos se hayan formado y aprendido dentro de ella.

Aepes realiza desde 2008 un “Informe de rastreos” según los datos que reciben de los socios y que analiza varios factores: especie, modalidad de caza, raza de perro empleada, etc. ¿Podría destacar algunas conclusiones significativas de esta estadística?

Hay dos datos que para mí son relevantes y que los cazadores deben conocer y es que la mayoría de las recuperaciones de animales heridos que se han realizado con éxito ha sido con intervenciones que no superaban las 20 horas desde el lance.

Es importante que el cazador no pierda tiempo y que, una vez comprobado que el animal ha sido herido, solicite la ayuda de un perro de sangre entrenado o llame a un conductor acreditado de la Aepes.

De los datos recogidos en las fichas de registro de rastreo, ¿se han analizado los calibres que más hieren o las razas de perros más efectivas en la búsqueda?

Todos los datos estadísticos son interpretables. En cuanto a la pregunta sobre qué raza es la más efectiva, la respuesta es clara, sabueso de montaña de Baviera y teckel, pero porque estas dos razas son las más numerosas en la asociación, representando el 47% y el 42% respectivamente.

En cuanto a los calibres, no tenemos las estadísticas sobre ellos publicadas, pues son muchos los utilizados y esa dispersión no nos permite concretar un resultado, pero sí hay un dato curioso que tenemos suficientemente contrastado y es que, reiteradamente, es mayor el índice de recuperaciones de animales heridos con arco frente a los animales con herida de bala. A mí personalmente me sorprende que cause más daño una flecha que una bala, aunque la verdad es que a mí, del mundo del arco, me sorprende todo y me parece admirable.

De las 1.252 intervenciones de rastreo registradas desde 2009, en un 52% de los casos se llegó a recuperar la pieza herida (651). ¿Considera que este porcentaje se incrementará con el tiempo y la experiencia o cree que la recuperación depende de más factores incontrolables?

Al contrario, creo que el porcentaje de recuperación es demasiado alto. Si lo comparamos con las cifras de la Unucr, ellos tienen una tasa de recuperación menor y son mucho más experimentados.  Lo que ocurre, y esta es mi interpretación de los datos, es que muchas veces cuando se acude y no se recupera la pieza no se remite la ficha y por tanto no se contabiliza. Este año, precisamente en la asamblea, pedimos a los socios presentes que no se dejen llevar por la vanidad y que también envíen las fichas con rastreos fallidos. Acudir a intentarlo, por sí solo, creo que es un logro.

Luis Manuel Jara de Aepes tras un rececho

En cuanto a las maneras del cazador y actitudes ante la caza, ¿tenemos que mirar a Europa o somos ejemplo de ello?

Lamentablemente, tenemos mucho que aprender en actitud, en gestión, en respeto a la pieza de caza. Tengo la suerte de cazar en Austria desde hace 12 años y procuro pasar el mayor tiempo posible allí, y cuando comentamos algunos puntos de nuestra forma de cazar no la pueden entender.

Podría contar varias anécdotas que nos pueden dar una idea de su forma de entender la caza. Una vez, casi al principio de llegar allí, le pregunté al amigo con el que estaba cazando cómo había estado el año de furtivos. Tras un buen rato hablando y explicando, llegué a la conclusión de que el problema no era el idioma. No podía entender el concepto… ¿Una persona sin permiso cazando aquí? Su cara lo decía todo.

Otra vez, acabamos de cazar muy tarde y ya estábamos en el coche bajando, de noche, por la pista forestal. Habíamos conseguido un muy buen rebeco, y bajábamos empapados pero contentos. El día había sido de los que no se olvidan. De pronto, nos cruzamos con otro conocido en una pick up y paramos a saludar y ellos comenzaron a comentar con aspavientos el lance que había tenido el otro cazador, felicitaciones, etc. Yo me bajé del coche, pensando que el otro había matado el récord de rebeco o similar… y cuando me asomo a la pick up veo una hembra de corzo. Estaban felices porque habían conseguido cumplir el plan cinegético y cazar una hembra vieja y sin cría.

Creo que estas dos anécdotas lo dicen todo.

¿Qué valoración haría de las múltiples agrupaciones juveniles de caza?

Creo que son necesarias. Los jóvenes son el futuro de la caza y debemos intentar facilitarles el acceso a ella. Ahora lo tienen realmente difícil, tienen que empezar más tarde, pero hay que fomentar y facilitar ese acceso.

Me contaba el presidente de la Sociedad de Cazadores de Mora D´Ebre que la Representación Territorial de las Tierras del Ebro de la Federación Catalana de Caza va a dar un reconocimiento a Gerard Serra Canals por ser el cazador más joven federado que ha obtenido la licencia de armas.  Me parece una buena iniciativa dar ese reconocimiento y hay que fomentarlo. Hay que potenciar la caza entre los jóvenes y no dejar ni que el número de licencias disminuya ni que las población cazadora envejezca.

No es necesario realizar en estas líneas un alegato de la defensa de la caza entre los jóvenes porque seguro que todos estamos de acuerdo en que preferimos ver a nuestros hijos a las 5 de la mañana saliendo al campo que volviendo a casa. La caza es una forma sana de conseguirlo.

Y del incremento de asociaciones de mujeres relacionadas con la caza, ¿qué diría?

También me parece bien. Cualquier movimiento asociacionista es producto de la madurez de una actividad y en el fondo tienen su origen en los antiguos gremios. ¿Por qué no asociarse si eso contribuye al reconocimiento de su actividad?

Perros de sangre con la fundación Aepes que preside Luis Manuel Jara

¿Cómo definiría el presente de la caza y qué futuro prevé?

No voy a negar que el presente de la caza no es optimista y que el futuro apunta incierto, pero sinceramente creo que todo en la vida evoluciona y cambia, y en la caza, como en todo, esa evolución será positiva si se continúan haciendo las cosas correctamente. Debemos seguir trabajando en esas líneas y habrá futuro para la caza, el campo y la naturaleza, sin duda.

Si tuviera que destacar una frase o reflexión sobre la caza, ¿cuál sería?

Sin duda, la de Ortega. No se caza para matar, se mata porque se ha cazado.

Apunte final… para los lectores de CAZAWORLD.

Que sean siempre conscientes de que con su ejemplo y comportamiento se está forjando el futuro de esta actividad que debe seguir pasando de padres a hijos como siempre ha sido. Cuidemos la herencia que hemos recibido y sepamos transmitirla.

Luis Manuel Jara Rolle recechando en la montaña

Artículos relacionados


2 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Una entrevista maravillosa.

    Me ha encantado conocer a Luis Miguel.

    EHnorabuena a todos los implicados

  2. jean-Guy Gendras dice:

    Muchas gracias Luis por permitirnos asomar a la ventana de tu alma de cazador y de rastreador.
    Hojala siguas capitaneando con exito las tropas de AEPES por numerosas temporadas. Un fuerte abrazo; Jean – Guy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *