Los hosteleros de Soria advierten de las consecuencias negativas de no cazar

7 septiembre, 2018 • Noticias de caza

Asohtur estima que una montería de 50 personas supone ingresos de unos 6.000 euros, por lo que la suspensión de monterías «puede tener un efecto muy negativo para el sector».

La Asociación Soriana de Hostelería y Turismo (Asohtur) ha advertido este jueves de la incidencia negativa que puede tener en la hostelería de la provincia la anunciada huelga de rehalas, cuando se está en puertas de la apertura de temporada de caza mayor, fijada para el 23 de septiembre.

La temporada cinegética se extiende hasta el último fin de semana de febrero y contribuye a desestacionalizar la actividad turística de la provincia, según ha señalado Asohtur en un comunicado.

Los rehaleros han anunciado que no realizarán ninguna batida, gancho o montería en la provincia, hasta que no se retire la “campaña de acoso” que sufren, “auspiciada por sentimientos de odio y de desprecio de colectivos animalistas hacia lo que representa la caza mayor con perros y sus prácticas tradicionales”.

“La convocatoria de los rehaleros puede tener un efecto muy negativo para el sector hostelero de la provincia ya que los periodos hábiles para la actividad cinegética atraen todos los fines de semana de la temporada a una media de 50 personas por montería en los pueblos de la provincia que reciben a centenares de personas que ocupan hoteles, casas rurales y negocios de restauración”, ha alertado Asohtur.

Según el informe “Evaluación del impacto Económico y Social de la Caza en España 2018”, realizado por la Fundación Artemisan, el cazador tipo realiza en España un gasto medio anual de 9.694 euros. De esta cantidad, el 43 por ciento del desembolso va dedicado a alojamiento, comida y transporte.

En base a estos datos, Asohtur ha estimado que una montería de unas 50 personas -media de participación en Soria- podría suponer un gasto de unos 6.000 euros diarios.

La provincia cuenta con 576 cotos censados -entre caza mayor y menor- en el Registro de Cotos dependiente de la Dirección General de Medio Natural de la Junta de Castilla y León.

El terreno cinegético privado en la provincia roza el millón de hectáreas, según la estadística del Gobierno regional.

Según estas mismas fuentes, con datos de 2017, las licencias de corzo en Soria fueron 5.833, las de ciervo 4.828 y las de jabalí alcanzaron las 4.294.

Asohtur ha destacado que la caza es un sector que ha venido contribuyendo tradicionalmente y de manera relevante al desarrollo turístico y económico en zonas rurales como Soria, amenazadas por la despoblación, por lo que confía en una solución que evite la huelga anunciada.

Informa abc.es


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *