Los guardas rurales asturianos piden un reglamento de daños del lobo

23 Enero, 2017 • Actualidad

La asociación de guardas asturianos solicita que de forma urgente se ponga en marcha el reglamento de daños del lobo para ofrecer «más garantías  tanto a los agentes como a los ganaderos». Los guardas de Agumpa recuerdan en un comunicado difundido por las redes que el director general de Recursos Naturales, Manuel Calvo, se comprometió hace más de seis meses a aprobar el reglamento. El Principado pagó en 2014 más de un millón de euros en indemnizaciones por ataques de lobo.

La Asociación de Guardas del Medio Natural del Principado de Asturias (Agumpa) ha pedido nuevamente que se ponga en marcha cuanto antes el reglamento de daños del lobo. «Uno de los trabajos que realizan habitualmente los Agentes del Medio Natural son las inspecciones de los daños provocados por el lobo. Llevamos tiempo pidiendo un reglamento de daños que clarifique la situación actual y de más garantías tanto a los agentes como a los ganaderos», señalan en un comunicado difundido por las redes sociales. Los guardas rurales recuerdan que hace más de 6 meses que el director general de Recursos Naturales «se comprometió a trabajar y aprobar el reglamento y seguimos esperando».

Foto de archivo de un caso de ataque de lobos a un potro.

Los daños de la fauna salvaje y especialmente del lobo en la ganadería son muy altos y siempre ha habido controversia por la manera en que están establecidas las ayudas. Por un lado los ganaderos se quejan de que muchas veces no se reconocen que los daños han sido provocados por lobos y también hay quejas por las insuficientes indemnizaciones. Por otro lado los guardas también se quejan de que por parte de algunos ganaderos hay picaresca en este aspecto y se producen algunas irregularidades. Es por ello que desde Agumpa se pretende que el Principado redacte un reglamento claro que evite estas situaciones.

Las cifras oficiales de la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei) no dejan lugar a dudas sobre los daños crecientes de la fauna salvaje a la ganadería y a la agricultura y más concretamente del oso y del lobo, dos especies protegidas en Asturias. Tanto en uno como en otro,  en los últimos años los expedientes por daños a los ganaderos tramitados se han disparado.

Si en el año 2000 se abrieron 1.482 expedientes de daños de lobo por un importe de 392.785 euros, en 2014 eran ya 2.954, por valor de 960.518 euros, aunque en 2015, según los datos que aportó el Fapas recientemente, los expedientes se habían elevado a 3.032 . Es decir, que el Principado pagó en 2014 por daños de oso y lobo a los ganaderos más de un millón de euros. Sadei elaboró este estudio estadístico con los datos definitivos que aportó la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales.

También la organización conservacionista Fapas, con sede en Santo Adriano, presentaba también un estudio sobre los daños del lobo que indicaban que desde 2011 hasta 2015 se produjeron en los concejos de la comarca del Camín Real de la Mesa 4.820 daños oficiales al ganado por el lobo, siendo además Belmonte el municipio en el que más ataques se han producido de toda Asturias, con 1.637 casos. El concejo en donde ha habido un mayor numero de expedientes tramitados y pagados de toda Asturias desde 2011 ha sido Belmonte, con 1.637, si bien en este territorio se han reducido los ataques en un 25,61%. Sí se ha incrementado el número de ataques de lobos en Teverga, Somiedo y Quirós.

Informa Santo Adriano para lavozdeltrubia.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *