Los daños que provocan los animales silvestres ahogan a los cazadores asturianos

17 enero, 2019 • Noticias de caza

Las compensaciones rondan el millon de euro y los accidentes de tráfico causados por animales generan una media de 70 expedientes anuales.

Sobre el mapa cinegético de Asturias despliegan cifras. Quiere que los números pongan las cosas en su sitio. Cada vez que un jabalí campa por el centro de Oviedo o de Gijón o destroza un campo, todas las miradas se vuelven hacia ellos. Son conscientes de ello y creen que ese recelo está rodeado de desconocimiento. Por eso el presidente de Fadovisa, Andrés, Álvarez que aglutina a 40 de los 55 cotos regionales de caza activos ahora mismo en el Principado aclara aspectos fundamentales. El número de accidentes de tráfico causados por la fauna salvaje en el Principado se mantiene estable, en torno a 70 al año. A falta de cerrar 2018, también se moverá en esos datos. Tampoco la cuantía que están pagando por daños en la agricultura y la ganadería sufre grandes oscilaciones, a punto de terminar las valoraciones del año pasado, las compensaciones rondan el millón de euros. Mientras tanto, los gastos de los cotos crecen y los ingresos bajan. «Las asociaciones de cazadores son un fiel reflejo de la sociedad asturiana, cada vez somos menos y más envejecidos», explica Álvarez.

La solución que propone esta federación que representa una gran parte del sector modernizar la Ley de Caza, que ya tiene 30 años y que ya no cuadra con las exigencias ni de una sociedad digital ni con los requerimientos del siglo XXI. Su listado de peticiones es inmenso. Los cazadores quieren que se modifique el protocolo, que se aligere de burocracia y que se especifique mucho más el pago de las indemnizaciones, para evitar reclamaciones innecesarias que generan papeleo y gastos innecesarios. Ese nuevo baremo estaba anunciado para principios de 2018 pero todavía no ha llegado.

El Principado tiene, de hecho, en marcha una, a iniciativa de Foro. Esta misma semana, la Junta General ha comenzado a debatir la reforma. El consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, ha reconocido que la actual normativa cinegética necesita mejoras importantes, «Más que un parcheo», ha reconocido ante la cámara. Pero no está de acuerdo con la propuesta de Foro porque contravienen numerosas directivas, convenios e internacionales y hasta la ley de procedimiento administrativo. Las comparecencias también han servido para demostrar con datos las impresiones de Fadovisa. En 1986 Asturias contaba con 32.000 licencias de caza, frente a las 11.000 que hay en la actualidad, es decir casi un tercio menos. Así, al menos, lo ha explicado Carlos Nores, profesor de Zoología de la Universidad de Oviedo.

Los cazadores reivindican su papel fundamental en el control de la fauna salvaje no protegida. Cuando aparecen jabalís en el centro de las ciudades pero se cazan 10.000 o 12.000 ejemplares al año, algo está fallando, cree Andrés Álvarez. «Que se imaginen qué pasaría si los fotos desapareciese y nadie cazase. Sería un desastre», argumenta. Hay riesgo de que las sociedades comiencen a renunciar a la gestión de los cotos regionales por problemas económicos? El presidente de Fadovisa señala que el riesgo existe aunque, por el momento, está controlado. Sus 40 cotos tienen, más o menos, las cuentas al día, con sus seguros de responsabilidad civil en regla y sus presupuestos ordenados. Pero nadie garantiza que en el futuro siga siendo así.

Informa Susana D. Machargo para lavozdeasturias.es


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *