Los cazadores toman Santa Cruz para gritar que no son «asesinos»

24 abril, 2017 • Noticias de caza

Más de 1.000 personas, según la Federación de Caza insular, se han manifestado este sábado en Santa Cruz de Tenerife en defensa de la caza tradicional y en contra del maltrato animal. Los manifestantes exhibieron numerosas pancartas con alegatos a favor de la caza y recorrieron las calles del centro de la capital. Los cazadores leyeron un manifiesto denunciando el hartazgo que provocan en el colectivo los «ataques infundados» de quienes desconocen la caza y la critican. Rechazaron también que se les tache de “asesinos” y manifestaron que están «cansados» de los «insultos, calumnias y amenazas» de grupos minoritarios que humanizan a los animales.

Los cazadores se manifiestan en Santa cruz. / La Opinion

“La caza es una actividad tan antigua como el hombre, se debe respetar”. Esta es una de las frases que se podían leer en las pancartas de los cazadores que se manifestaron ayer en Santa Cruz, con el fin de protestar contra los “ataques y calumnias que estamos sufriendo por parte de los animalistas” y contra la ordenanza de animales aprobada por el Ayuntamiento. Recorrieron las calles del centro de la capital más de 3.500 personas, según la Federación de Asociaciones para la Gestión Cinegética, y unas 500, según agentes de la Policía Nacional que se encontraban en la zona. A muchos de los manifestantes, procedentes tanto de Santa Cruz como de otros municipios de Tenerife e incluso de otras Islas, también les acompañaban sus perros de caza.

Los cazadores leyeron un manifiesto denunciando que ya están “hartos” de los “ataques infundados de personas que desconocen totalmente la caza”. “Estamos cansados de los insultos, calumnias y amenazas por parte de grupos minoritarios que están humanizando a los animales y demonizando a los cazadores. Estamos hartos de que determinados colectivos se hayan dedicado a destrozar o a invadir nuestras propiedades e instalaciones que, la mayoría que estamos aquí, hemos construidos con sacrificios para alojar a nuestros compañeros de caza, nuestros perros podencos o de muestras”, indicaron.

Dejaron claro que ellos son los primeros en condenar el maltrato animal y “los casos aislados que se han producido en relación a algunos compañeros que, por diversas causas, no han tenido a sus perros en las mejores condiciones que se merecen”. Pero, añadieron, “eso no justifica que por dichos errores o por estas circunstancias nos califiquen a todo el colectivo por igual”.

Los cazadores criticaron también que se les tache de “asesinos” y de “crueles que nos divertimos al matar las especies cinegéticas”. El presidente de la Federación de Asociación para la Gestión Cinegética de Tenerife, Antonio Porras, explicó que los cazadores efectúan un control de población de determinadas especies, como el conejo, la perdiz, la paloma bravía, el muflón o el arruí. “Se olvidan de que el mundo de la caza contribuye a la conservación de muchos espacios naturales y de muchas especies de nuestra flora endémica, así como de los cultivos que dan vida y trabajo a nuestros agricultores”, añadió.

Asimismo, los cazadores protestaron contra la ordenanza de animales aprobada por el Ayuntamiento, “para la que no han contado con este colectivo”. “El Consistorio la ha consensuado con representantes de protectoras, animalistas, colegio de veterinarios, técnicos y políticos municipales, con todos, menos con nosotros”, protestaron. Para los cazadores, este documento se tramitó a sus “espaldas, sabiendo perfectamente que su plan era dirigido especialmente hacia los perros de caza y hacia los más de 1.000 cazadores santacruceros”.

Estos exigen al Ayuntamiento que modifique la ordenanza y que también se consensúe con dicho colectivo. “Tal y como está, es imposible cumplirla, no ya por los cazadores sino por cualquier propietario de perros en la capital”, dijeron.

Porras recordó que en esta ordenanza “se exige, entre otras muchas cosas, que los perros no puedan estar atados más de dos horas y que las cadenas sean más largas de lo racionalmente lógico”. “Exigen que los perros se saquen a pesar como mínimo dos veces al día. Exigen que estén identificados y vacunados, pero no se realizan campañas fijadas en la ley, y exigen alojamientos para perros con requisitos que no nos podemos costear”, indicó.

Los cazadores anunciaron que se manifestarán en las puertas del Ayuntamiento cada vez que se celebre un pleno, para recordarles que “siempre nos han tenido olvidados”. Aprovecharon, durante la lectura del manifiesto, para agradecer el apoyo de los “compañeros de arrastre de ganado, de los galleros, de los canaricultores, de los colombófilos, de los pescadores deportivos y de orilla, y de los apicultores, entre otros colectivos que defienden nuestra causa”.

Informa laopinion.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *