Los cazadores no quieren subir los cupos en la Reserva del Saja

28 febrero, 2017 • Noticias de caza

Los cazadores de la Reserva del Saja se negaron a aumentar los cupos de caza para la próxima temporada en la reunión de la Junta Consultiva celebrada el pasado 22 de febrero. Además, la Federación Cántabra de Caza y los cazadores aficionados a la menor propusieron la apertura de nuevos lotes, más días de caza y la realización de cacerías sin muerte a partir del 1 de septiembre entre otras propuestas.

Cazadores con un jabalí abatido. / A. del Saja

Los cazadores no quieren que, de cara a la próxima temporada, se aumenten los cupos de capturas de jabalí en la Reserva Regional de Saja. Así lo hicieron saber en la reunión de la Junta Consultiva, que tuvo lugar el pasado día 22 de este mes. Igualmente, mostraron su oposición a otros cambios que pretende introducir en la normativa venatoria la Administración regional.

Como ya se publicó en estas mismas páginas, la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación de Cantabria pretendía introducir en el Plan de Gestión nuevos cupos, permitido matar más jabalíes en todas las comarcas de la reserva cántabra. En concreto, fijaba estos cupos: Comarca de Campoo, cinco piezas; Valdeiguña, tres; Cabuérniga, cinco, Rionansa, seis y Liébana, 15.

En la pasada campaña venatoria el número máximo de piezas a abatir en cada cacería era en la comarca de Campoo 4 suidos en los lotes de Soto, Proaño, Abiada, Híjar Tornero, Híjar Milagro y Mazandrero; 2 en Montabliz, Dueso-La Grajera y Gustio de Fontecha, y tres en el resto.

En Valdeiguña, 2 cerdos salvajes. En Cabuérniga, tres en Monte Aa, Rozalén, Valfría, La Cotera, Peña Colsa y La Mahílla, y dos en resto de los montes de esa comarca. En la de Rionansa el número máximo de cerdos salvajes a matar por batida era de cinco en Bárcena y Verdujal, Casal Norte, Casal Este y La Cestera, y tres en los otros lotes.

Por lo que respecta a la zona de Liébana el cupo estaba fijado en 12 piezas en los lotes de Arabedes, Panda y Carrielda, Bicobres Norte, Bicobres Sur, Dobra Regaos, Dobra El Mazo, Arretuerto, Milebaños, Barajo y Fonfría-Pico Jaro; y ocho en el resto.

En cuanto al tema de facilitar la incorporación de los jóvenes a la caza se recogieron las diferentes opiniones y el tema quedó pendiente de informe jurídico.

Antiguas reivindicaciones de la Federación Cántabra de Caza y de los cazadores para la caza menor, concretamente, de la sorda y la liebre, como apertura de nuevos lotes, más días de caza, cacerías sin muerte a partir del 1 de septiembre etc., han sido recogidas este año en la Orden. Por ello, la Federación ha querido agradecer a la Dirección Técnica de la Reserva el trabajo realizado, porque «nos consta que exige un gran esfuerzo de coordinación de todas las modalidades de caza y guardería. Es tarea difícil y compleja».

Se va a modificar el sistema hasta ahora seguido de cazar jabalí en los lotes donde se detecte la presencia de osas. Ya no se van a suspender sistemáticamente las batidas. Dando prioridad a la seguridad de los plantígrados, se podrán efectuar las cacerías en lotes cuya superficie permita reservar la zona en la que se encuentre la osa, lo que repercutirá en una menor pérdida de cacerías por este motivo.

En la reunión de la Junta Directiva se debatió, por otro lado, los aprovechamientos de rebeco y las batidas de venado, que la Federación considera excesivas. Quiere menos batidas y más recechos.

Quedaron pendientes los puntos referentes a reducir los límites de la reserva y la creación de una reserva en Liébana, asuntos «que no son indiferentes a nadie y que pueden cambiar la forma de cazar tradicionalmente en nuestra región», en opinión del organismo federativo.

Informa eldiarioalerta.com

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *