Los cazadores de la Reserva de Saja consiguen los mayores resultados de jabalíes

28 noviembre, 2017 • Caza mayor

La Cuadrilla 103, con los jabalíes abatidos / Pedro Álvarez

Las cuadrillas de caza abaten un buen número de jabalíes este fin de semana y cinco de ellas regresan de sus expediciones con el cupo completo.

La Reserva sigue de enhorabuena. Las cifras se van asentando y crecen a pesar de los malos pronósticos con los que arrancaba la temporada. Para regocijo de las cuadrillas de cazadores que batieron los montes cántabros, el pasado fin de semana se cobraron 100 jabalíes, una cifra que supera la media de 90 piezas que se abatieron los dos anteriores fines de semana. La buena racha que vive la caza en el mes de noviembre es un hecho después de estas tres jornadas que arrojan, sin duda, un saldo muy positivo en cuanto a número de animales cazados. Por fin los montes cántabros dejan de resistirse a dar las cifras que pueden ofrecer. Y tanto es así, que muchas de las cuadrillas consiguieron completar el cupo previsto de gorrinos, lo que a buen seguro les valió más de una alegría.

Las cuadrillas de Jorge Santos del Hoyo y Jaime Parra de la Fuente regresaron de su expedición por los montes de Liébana con las expectivas colmadas después de completar el cupo de doce suidos que tenían previsto. Aunque no fueron las únicas que bajaron con las previsiones cumplidas, sí que lograron dar caza al mayor número de marranos. Los montes de la Comarca Lebaniega dejaron cifras irregulares, a pesar de la abundancia de gorrinos con la que cuentan sus bosques. Así como algunas cuadrillas consiguieron un pleno de jabalíes, o casi un pleno -como es el caso de los de Domingo Bueno, que se cobraron 11 piezas, y tenían un cupo de 12- para engrosar su cuenta, otras regresaron, muy a su pesar, con las manos prácticamente vacías. La buena fortuna no acompañó a los monteros de Jairo Posada, con el lote de caza de Milebaños. De doce marranos únicamente pudieron hacerse con uno. Una mala jornada para los ojeadores que vieron como sus esperanzas de completar una buena jornada se esfumaban.

Informa Leila Bensghaiyar para eldiariomontanes.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *