Los cazadores de Vinaroz abaten un jabalí de 120 kilos

14 diciembre, 2016 • Noticias de caza

Un jabalí de 120 kilogramos ha sido abatido por cazadores de Vinaroz, pertenecientes al club de caza San Sebastián. El animal había producido daños en fincas agrícolas del término municipal y ha sido el jabalí más grande capturado en la zona del que se tenga noticia. El presidente del club, Manuel Sebastiá, aconseja no alimentar a estos animales para evitar que se acerquen a las áreas urbanas, zonas que están frecuentando en exceso.

El club de caza San Sebastián de Vinaroz abatió el pasado fin de semana un jabalí de 120 kilos en el término municipal de esta localidad. «No habíamos visto un ejemplar tan grande antes», explicó a este diario Manuel Sebastiá.

Jabalí de 120 kilos abatido en Vinaroz / María José Sánchez

Jabalí de 120 kilos abatido en Vinaroz / María José Sánchez

Desde este colectivo de cazadores provincial explican que abatieron el enorme jabalí el pasado domingo, después de múltiples quejas por destrozos en fincas agrícolas del término municipal. Y es que, detallan, cuando este tipo de animales entran en fincas de olivos o cítricos causan grandes destrozos. Y no solo a las cosechas, pues también destruyen los ribazos o muros de piedra que separan los campos de cultivo, en busca de caracoles.

Un centenar de jabalíes

En lo que va de temporada habrán capturado alrededor de 90 o 100 jabalís, aunque nunca habían sido de un tamaño semejante.

El ejemplar abatido era un macho de 10 o 12 años. El animal fue después despiezado y repartido entre los cazadores.

Una cuestión que advierte Sebastiá es que «no den de comer a estos animales». Según ha podido saber este rotativo, hay gente que les da alimentos, lo que contribuye a su expansión y a que se aproximen cerca de las zonas habitadas. También demanda que se autoricen más batidas y esperas para controlar la plaga actual.

jabali-merodeando-por-la-sequieta-de-benicarlo-maria-jose-sanchez

Jabalí merodeando las calles de Benicarló / María José Sánchez

Asimismo, avisa del riesgo de accidentes porque «este tipo de animales de tan gran tamaño, si lo encuentras en mitad de una carretera, podría provocar una colisión mortal».

La víspera se produjo un accidente de tráfico en la CV-10 a su paso por Benlloch, aunque, por fortuna, en este caso el conductor resultó ileso y solo hubo que lamentar daños materiales, al irrumpir un jabalí en la calzada cuando seguía al resto de la manada.

Informa: elperiodicomediterraneo.com

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *