Los cazadores de Tenerife se movilizan

31 marzo, 2017 • Actualidad

Representantes del sector cinegético piden respeto en Güímar y denuncian que sufren una campaña de acoso. El municipio sureño endurecerá la supervisión de las ayudas a las protectoras de animales. El pleno esquiva posicionarse sobre las peleas de gallos y la caza con perros.

Animalistas y cazadores en el pleno en el Ayuntamiento de Güímar

El pleno del Ayuntamiento de Güímar aprobó este jueves 30 de marzo endurecer la supervisión a las subvenciones que reciben las protectoras de animales. Este era uno de los puntos incluidos dentro de la moción presentada por la Sociedad de Cazadores de la Comarca de Güímar, que fue aprobada con 13 votos a favor y cuatro abstenciones, entre las que se encontraba la alcaldesa, Carmen Luisa Castro.

La propuesta salió adelante después de haber sido modificados dos de sus puntos más polémicos: los que pedían fiscalizar las subvenciones que se destinan a las protectoras y el que solicitaba que se declarase a la caza y la cría de gallos actividades tradicionales del municipio. Finalmente, el Ayuntamiento deberá supervisar a cualquier entidad que reciba subvenciones y desarrolle acciones relacionadas con los animales y las protectoras deberán justificar sus gastos. Asimismo, el Consistorio también deberá realizar un estudio sobre la vinculación histórica del reino animal con la sociedad güimarera.

La moción fue defendida durante el pleno por el presidente de la organización, Jacobo Curbelo, quien aseguró que este cambio responde a un proceso de negociación que el colectivo había mantenido con los ediles. “Yo sí me he sentado con ellos a negociar, no como Abel Román que se esconde”, manifestó. Curbelo defendió que se debería dejar descansar al colectivo de cazadores y galleros porque aseguran que se sienten acosados.

El pleno del Ayuntamiento güimarero vivió este jueves una de sus sesiones más concurridas. Medio millar de cazadores se congregaron frente al edificio consistorial para saber si la Corporación local se posicionaba a favor o en contra de la realización de peleas de gallos y de la modificación de la ley de caza, para hacerla más sensible a las necesidades de los animales.

Finalmente, la moción presentada por el coordinador de la Red Canaria Solidaria Contra la Crueldad Animal, Abel Román, quedó pendiente de ser votada en un nuevo pleno, después de que varios ediles alegaran que no era “demasiado clara”.

El pleno también aprobó por unanimidad una moción presentada por Alternativa Sí se Puede que pretendía que se activase un protocolo para esterilizar a los gatos callejeros, así como la creación de un albergue comarcal y la realización de actividades de concienciación contra el maltrato animal en los centros educativos. La iniciativa incluía también la prohibición de exhibir animales, un punto que fue retirado para analizar cómo podría influir en la realización de actividades como la Romería de San Antonio Abad.

Asimismo, también salió adelante una propuesta de la alcaldesa para ejercer acciones legales contra la presidenta de Asociación de Defensa y Protección de Animales en Canarias (Adepa), Yahaira Thovar, después de que esta voluntaria asegurara que Güímar es “un pueblo de maltratadores” y acusara al Ayuntamiento de no haber actuado correctamente después de destaparse el pasado mes de febrero una presunta red que organizaba peleas de perros en el municipio.

Informa laopinion.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *