Los cazadores de Murcia afirman «sentir vergüenza» por la oposición de PSOE y Cs a ‘indultar’ al arruí

22 junio, 2017 • Noticias de caza


La Federación de Caza de Murcia reclama una reunión con los líderes regionales de ambas formaciones para exigir explicaciones «por el grave error político».

Desde la entidad federativa se considera que PSOE y Ciudadanos se han plegado a las presiones e intereses animalistas. 

 El mundo de la caza ha recibido como un disparo a traición la decisión de PSOE y Ciudadanos -la postura de Podemos se daba por supuesta- de no apoyar una propuesta del PP para modificar la Ley de Patrimonio Natural, que habría permitido salvar al arruí del exterminio a que parece condenado y habría permitido el aprovechamiento económico y deportivo de otras especies, como la trucha arco iris, la carpa común y el cangrejo rojo. El inopinado cambio de postura de las dos formaciones políticas, que se habían pronunciado a favor del cambio legal y que el martes por la tarde acabaron oponiéndose a la propuesta -el PSOE- y absteniéndose -Cs-, puso al rojo vivo los foros de cazadores y pescadores de toda España y extendió la indignación por poblaciones del sur de España en cuyas economías tiene un peso relevante la industria del cangrejo rojo.

La Federación de Caza de la Región de Murcia, presidida por Manuel Cava, no tardó en movilizarse y ayer emitió un durísimo comunicado en el que calificaba la postura de PSOE y Ciudadanos de «desprecio al mundo rural y un grave error político», además de asegurar que los aficionados al mundo de la caza «sienten vergüenza ante una decisión arbitraria, sin sentido, sin justificación y sin fundamento alguno».

La Federación de Caza considera que ambas formaciones políticas se han acabado plegando a las presiones e intereses de grupos animalistas, «que con desprecio oportunista centran sus esfuerzos en erradicar especies que son objeto de aprovechamiento cinegético, entre ellas el arruí, mientras cierran los ojos ante otras realmente exóticas e invasoras, como el cerdo vietnamita, la cotorra argentina, el mapache o el mejillón cebra, que campan a sus anchas y provocan graves destrozos ambientales. Esto demuestra que su único fin es acabar con la caza, que es una actividad legal y reglada y un importante motor social, turístico y económico en amplias zonas de España que se encuentran en franco retroceso».

Recuerda que la propuesta de modificación legal del PP, impulsada principalmente por el diputado murciano Teodoro García, «no era nada drástica ni alarmante y dejaba a criterio de las administraciones autonómicas la decisión final sobre la forma de gestionar las poblaciones de determinadas especies», que a raíz de un recurso de CODA-Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y la Asociación para el Estudio y Mejora de los Salmónidos fueron declaradas invasoras por el Tribunal Supremo. En el caso del arruí, la resolución ha llevado a la Administración regional a abatir en el último año cientos de ejemplares y desde el mundo de la caza se teme que ahora, tras el fracaso de la propuesta que habría significado su indulto, se redoblen los esfuerzos hasta su total eliminación.

El presidente de la Federación de Caza de Murcia, Manuel Cava, aseguró ayer que va a solicitar una reunión urgente con los líderes regionales de PSOE y Cs para reclamar explicaciones y recordó que son varias decenas de miles los murcianos vinculados deportiva y económicamente al mundo cinegético y de la pesca (unos tres millones en España).

Informa Ricardo Fernández para laverdad.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *