Los animalistas que hicieron destrozos en un coto de caza son condenados a pagar más de 23.000 €

27 abril, 2018 • Noticias de caza

 

Tendrán que indemnizar a una asociación de caza de San Andrés con 23.777 euros por destrozar un tanque, además de pagar una multa de 787 euros.

El guarda rural considera que «es una sentencia muy justa», pero que él les «impondría» que arreglaran «todos los desperfectos que ocasionaron».

Redacción | Dos animalistas de Tenerife han sido condenados por causar destrozos en un coto de caza canario de San Andrés al pensar que allí se organizaban peleas de perros, extremo que ha quedado desmentido tras la investigación.

William Gabriel Griotti y José David Hernández Mesa tendrán que pagar una indemnización de 23.777 euros al Club Deportivo Asociación “El Cercado de San Andrés”, así como una multa de 787 euros como autores penales y civilmente responsables de un delito de daños. La sentencia es recurrible.

Los hechos se remontan al 25 de marzo de 2017. Sobre las 16:48 horas, siempre según la Sentencia 000178/2018 a la que ha tenido acceso Cazaworld, ambos condenados, mayores de edad y sin antecedentes penales, penetraron en el coto privado de caza de El Cercado, en la localidad de San Andrés, en Santa Cruz de Tenerife. Pedro Pérez es guarda rural en este acotado y presenció los hechos: «Vi a dos personas desconocidas dando con una maza en el techado del tanque de agua. Enseguida llamé a los responsables del coto, los cuales se personaron en el lugar».

 

23.777 euros más multa

Santiago Baute, presidente de la Sociedad de Cazadores de San Andrés, indicó que los individuos abandonaron el lugar, y por prudencia, decidieron no pedirles explicaciones en ese momento, sino seguirles hasta que fueron interceptados por funcionarios de la Policía Local que fueron avisados por el guarda de caza a la altura de Valleseco. Según la sentencia, los condenados fueron inmediatamente interceptados a la altura de la Gasolinera de Valleseco por Agentes de la Policía Local en el interior del turismo, encontrándose los instrumentos utilizados para la causación de los referidos desperfectos.

Los hechos que han sido declarados probados son constitutivos de un delito de daños del artículo 263 del Código Penal, los cuales suponen unas pérdidas de 23.777 euros, todo ello propiedad del Club Deportivo Asociación “El Cercado de San Andrés”.

«Sentencia muy justa»

Uno de los condenados asegura que fue al tanque porque Hernández Mesa le dijo que se había enterado que en dicho tanque podría encontrarse un perro que, al parecer, había perdido hace años. El encausado afirmó que fueron hasta allí pero que, cuando llegaron, ya estaba destrozado. Griotti afirmó que estuvieron observando la zona y encontraron resto de que, al parecer, allí se estaban llevando a cabo peleas de perros. Los condenados aseguraron que acudieron al coto de caza porque se habían enterado a través de las redes sociales de que en ese tanque se organizaban peleas de perros, una práctica prohibida por la ley. Sin embargo, durante la investigación quedó acreditado que allí no se organizaban peleas de perros ni nada parecido y que estos dos animalistas invadieron una propiedad privada.

El guarda rural considera que «es una sentencia muy justa, pero aún así yo les impondría a ambos que pagaran para que fueran a arreglar todos los desperfectos que ocasionaron».

La juez reitera en la sentencia que estas explicaciones «no resultaron creíbles», sobre todo por la declaración de uno de los testigos, un guarda del coto de caza, que ratificó que estas dos personas invadieron una propiedad privada y causaron los daños por los que han sido condenados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *