Los accidentes causados por especies cinegéticas de mayor se elevan al 97% en Extremadura

4 septiembre, 2017 • Noticias de caza

Imagen de accidente en carretera con jabalí.

Los accidentes causados por ciervos, jabalíes y corzos en la Comunidad extremeña han subido de 248 a 491 siniestros entre 2013 y 2016.

Un estudio encargado por la Dirección General de Tráfico estima que se producen en España unos 14.000 accidentes anuales causados por animales.

En Extremadura se ha incrementado notablemente la fauna de caza mayor (básicamente, ciervo y jabalí) desde 2013. Agricultores, ganaderos y cazadores han alertado sobre este aumento y su impacto en el sector agrario y cinegético. Pero otro colectivo mucho más general también tiene motivos para la inquietud. Es el que agrupa a los conductores de cualquier vehículo.

Desde 2013 y hasta 2016 los accidentes de tráfico provocados por jabalíes, ciervos y corzos en carreteras extremeñas se han incrementado en un 97% (de 248 a 491), según datos del departamento de Tráfico de la Guardia Civil remitidos a HOY. Al menos, eso sí, sin acarrear la muerte de personas.

Esos animales están generando problemas serios por su desorbitado censo en el ámbito de sanidad animal al favorecer el desarrollo de la tuberculosis bovina pero también un aumento de siniestralidad en las dos provincias extremeñas.

Si al dato de los accidentes provocados por cochinos salvajes y venados se le suma el de otros animales, la conclusión es que en Extremadura, en el último trienio, el número de siniestros de este tipo supera bastante de largo la barrera de los quinientos por año.

De hecho, un informe elaborado por la Federación Extremeña de Caza (Fedexcaza), concluye que en 2014 tuvieron lugar 708 accidentes de tráfico causados por animales, de los que 498 fueron provocados por esas dos especies cinegéticas. En 2015, los siniestros por animales crecieron y se situaron en 873, con 507 propiciados por animales de caza.

Los accidentes son más abundantes en la provincia de Cáceres, donde la caza mayor tiene más peso, pero igualmente han sido habituales en la de Badajoz. En los primeros meses de este año los datos siguen siendo significativamente preocupantes en el conjunto de Extremadura. Ya se han contabilizado 206 siniestros.

Según un estudio encargado por la Dirección General de Tráfico, en España se estima que cada año ocurren 14.000 accidentes causados por animales.

Las comunidades de Galicia y Castilla y León lideran ese ranking en el que ha entrado ahora con fuerza Extremadura. «El problema es real e importante. Lo dice la estadística y cualquiera lo puede comprobar sin que se sea cazador o ganadero. Simplemente hay que preguntar a las compañías de seguros y te dirán lo conveniente que es en estos tiempos incluir en las coberturas de las pólizas los siniestros provocados por fauna silvestre», comenta a este periódico José María Gallardo, presidente de Fedexcaza.

Evolución

El informe de Fedexcaza concreta que entre el 55% y el 58% de los accidentes de tráfico son responsabilidad de jabalíes y entre un 33% y un 35% de ciervos, corzos o gamos.

Mientras, la estadística de la Guardia Civil revela, como detalle, el constante incremento de siniestros en las carreteras cacereñas a causa de fauna de caza mayor. En 2013 fueron 148 los accidentes provocados solo por jabalíes y venados; pasaron a 243 en 2014; a 282 en 2015 y alcanzaron los 322 el año pasado. En los primeros seis meses de este año van 138 en municipios de Cáceres.

Mientras, en las carreteras de Badajoz las cifras apuntan también a aumentos anuales desde 2013, pero el año pasado hubo un ligero descenso, 169 siniestros frente a los 180 de 2015. Hasta el pasado junio el dato era de 68 accidentes de tráfico por animales de caza mayor.

«Se hace evidente la necesidad de un control poblacional de estas especies. Nosotros no estamos pidiendo que se permita más caza mayor. Nuestro mensaje simplemente es poner en valor la tarea de los cazadores. El aprovechamiento cinegético que se realiza es imprescindible para mantener las densidades poblaciones en unos límites adecuados y trata de frenar la expansión en aquellas zonas donde no sea deseada», concluye Gallardo.

Informa Celestino J. Vinagre para hoy.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *