El lobo italiano de los Monegros vuelve a atacar y mata nueve ovejas

27 julio, 2017 • Noticias de caza

El ganadero afectado relata lo sucedido / Heraldo

 Los ataques que se suceden en la zona de los Monegros corresponden a un lobo italiano según ha determinado el análisis genético de los restos recogidos.

Perdiguera se ha despertado este miércoles con la noticia de otro ataque protagonizado por el lobo a un rebaño de ovejas. Durante la pasada noche, el animal saltó el vallado y mató al menos a nueve ejemplares de ovino, tal y como ha explicado el alcalde, José Manuel Usón, visiblemente preocupado por lo sucedido.

Los hechos se suman a los ocurridos la madrugada del pasado sábado, cuando el lobo acabó con la vida de otras dos ovejas y dejó malherida a una tercera en una explotación situada a un kilómetro del casco urbano. En esta ocasión, según ha confirmado el responsable local, el rebaño se encontraba a unos cinco o seis kilómetros del pueblo: “Estamos hartos. La DGA dice que hay que convivir con el lobo y no hacen nada por solucionar esta situación”. El ganadero ha expresado también su malestar. La explotación, delimitada con un vallado eléctrica, tiene más de 300 ovejas. En un primer momento se pensó que eran cinco los animales muertos, pero cuando el alcalde se ha desplazado hasta la zona ha comprobado que eran bastantes más los animales fallecidos.

Desde la consejería de Desarrollo Rural de la DGA han elaborado un borrador con las medidas a adoptar para hacer frente a este problema, que tienen que pasar por los servicios jurídicos.

Por su parte, el presidente provincial del PP en Zaragoza, Javier Campoy, tras conocer la noticia ha mostrado su apoyo al ganadero afectado y a la población de Perdiguera: “La situación de indefensión para las personas que está alimentando la DGA es intolerable. ¿Donde está el señor Lamban?”, denuncia. Campoy exige a la DGA que active protocolos para proteger a las personas y para indemnizar a los ganaderos, que sufren ataques cada vez más frecuentemente.

Eduardo Murillo, ganadero de las ovejas atacadas este miércoles por el lobo, ha declarado que “se veía venir” lo ocurrido.

También desde Pacma se han manifestado sobre los ataques de estos animales en un comunicado que han remitido poco después de conocerse el nuevo suceso.

La confirmación de que era el lobo el animal que atacaba durante los últimos meses a ganado ovino en la zona de los Monegros se produjo el pasado mes de junio, cuando una cámara instalada captó la imagen de un ejemplar joven.

El pasado jueves, un lobo se encaró a dos pastores en el término municipal de San Mateo de Gállego, hecho que ha causado inquietud entre la población.

Lobo italiano

La reciente captura fotográfica de un ejemplar de Canis lupus en el área monegrina se ha visto confirmada esta semana por los correspondientes análisis genéticos de las muestras recogidas en el lugar donde se realizaron las instantáneas.

En concreto, se ha podido constatar que el animal fotografiado no corresponde a la subespecie ibérica (Canis lupus signatus), sino a la italiana (Canis lupus italicus), lo que sitúa su lugar de procedencia en Cataluña, donde se ha identificado un grupo de pocos ejemplares llegados desde Italia y a través de Francia.

Esta circunstancia hace más admisible la hipótesis de que el lobo que ha atacado en los dos últimos meses diferentes rebaños de Monegros es un animal en dispersión que no se establecerá en estos parajes, sino que regresará hacia su lugar de origen.

En todo caso, el crecimiento de la población lobera en comunidades limítrofes y la situación de despoblación de grandes áreas del territorio aragonés hace altamente probable que en los próximos años lo que hasta ahora ha sido una presencia ocasional de la especie pueda llegar a convertirse en algo más habitual e incluso estable.

De ahí que el Gobierno de Aragón considere oportuno prepararse para una presencia de lobo más intensa, algo que podría ocurrir en el futuro y seguramente con ejemplares de procedencia ibérica, ya que el grupo catalán nunca ha dado lugar a una manada estable y reproductora.

Sin embargo, el censo nacional de lobo ibérico de 2016 constata el incremento de manadas y ejemplares con respecto a estimaciones de años anteriores, lo que se concreta no solo en la densificación de la población en las localidades clásicas, sino también en la aparición de la especie en comunidades autónomas donde antes estaba ausente, como es el caso de Madrid o Castilla-La Mancha.

En España hay unas 297 manadas de lobo, lo que supone entre 2000 y 2300 ejemplares, la mayor parte de los cuales se encuentran en Castilla-León (179 manadas), Galicia (84), Asturias (37) y Cantabria (12).

Informa heraldo.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *