Lo que un ecologista radical puede aprender de un cazador

18 junio, 2012 • Pluma invitada

Esta semana nos encontrábamos con un ataque demagógico contra el colectivo cazador y contra los galgueros por parte de PACMA. A raíz de este acoso sistemático de determinados personajes radicales en su opinión, creo que es necesario darles una respuesta contundente.

Un cazador puede enseñar a estos personajes muchas cosas, pero sobretodo:

1. El significado de una actividad conforme a derecho español. El aprendizaje es muy sencillo, de 2º de primaria. Desde que la caza y todos sus vertientes son legales, conforme a derecho y a sus principios generales, se puede opinar en contra, pero no vilipendiar. La caza es legal.

2. Respeto. Esto ya es de infantil. Y no me vale que los primeros que no tienen respeto somos los cazadores porque no respetamos los derechos de los animales, contaminamos el campo con nuestra munición, y ese largo etcétera que sirve de recurso recurrente. Pero en el campo del respeto, entra el respeto a la naturaleza, ya que una opinión llevada al extremo hace que aquello que se defiende se desvirtúe y se estropee, y eso es muy común en las acciones de los ecologistas radicales.

3. No se puede generalizar por sistema. En todos los colectivos humanos hay buenos y malos, hay los que respetan la ley y los que delinquen. Entre los cazadores una inmensa mayoría respeta la ley, casi todos, y quien no lo hace, no es cazador es alguien que está cometiendo un delito. Recordemos la diferencia entre un cazador y un furtivo.

4. La opinión es para expresarla y no para imponerla. Como ya hemos comentado otras veces, puedes y debes hacerte oír siempre dentro de la legalidad, pero si alguien opina diferente a ti, hay que respetarlo, aunque no compartas su visión. Por eso vamos al punto uno, cazar es legal, si no te gusta, opina en contra, no lo practiques, se respetuoso y hazte oir. Pero nunca, nunca, nunca hagas “mobbing” social.

5. En la diversidad, está la riqueza. Distintas visiones de diferentes temas han hecho que nuestra sociedad avance. Tengamos debate, hablemos y llegaremos a un entendimiento, seguro. pero al igual que nos ha hecho progresar, los grandes conflictos se han producido siempre por intentar imponer opiniones, ideas, conceptos. Acepta la diversidad de opiniones.

Por supuesto hay muchas más enseñanzas en las que podemos profundizar, como pueden ser como vivir sin subvenciones públicas o que significa la tradición de un país. Por eso, ¿qué pensáis vosotros que un cazador le puede enseñar a un ecologista radical?



Artículos relacionados


3 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. carlos galan rubio dice:

    a esa gente les ponia yo de diana

  2. jose bolaño de los reyes dice:

    Un ecologista mal informado es como un burro mal ataviado “ni vale pa´ la crga ni vale pal´trabajo osea que alguien que se dedica a desvirtuar algo por el simple hecho de que no tiene ni idea de lo que esta diciendo no merece la pena ni escucharlo ni perder el tiempo contra el
    Hasta luego y BUENA MANO JAJAJAJAJAJAJAJAJA

  3. Antonio Angel Soltero Leon dice:

    Buenas tardes a todos soy del sur de un pueblo donde estamos en guerra siempre con los ecologistas,por que a estos señores lo que tendriamos que acer es quitarles las suvenciones que tienen y las ayudas que le dan las grandes superficies para que hablen mal de las zonas de riego de caza de los acuiferos de la fruta etc y entonces se les veria el plumero,en las zonas dode estan ellos lo que hay es ruina y miseria para la gente del lugar no para ellos claro ,

    un saludo a todos y a la guerra con ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *