Liberada una nueva hembra de lince ibérico en Ciudad Real

15 Febrero, 2017 • Naturaleza

Iberlince reintroduce en Sierra Morena el primer ejemplar de los dieciséis que tiene previsto liberar en Castilla-La Mancha durante 2017. La Comunidad manchega será donde más linces se van a liberar en la península ibérica, pues el número previsto representa el 40% de todos los que se soltarán con el proyecto Life+Iberlince. La hembra liberada, de nombre Natureza, es el ejemplar número 44 de lince ibérico que se suelta en la región desde el año 2014.

 

El proyecto Life+Iberlince ha reintroducido en el área de reintroducción de Sierra Morena Oriental el primero de los dieciséis linces ibéricos que tiene previsto liberar en Castilla-La Mancha a lo largo de 2017.

Natureza, una hembra nacida el pasado año en el Centro de Cría en Cautividad de Silves (Portugal), ha sido soltada en el refugio de fauna “Chicho Méndez”, en el término municipal de Castellar de Santiago, en la provincia de Ciudad Real.

El proyecto Life+Iberlince, que en Castilla-La Mancha está liderado por la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Fomecam, Aproca y WWF, con esta suelta continúa con su objetivo de intentar afianzar la presencia de esta especie en los territorios en los que tradicionalmente estaba presente.

La suelta de Natureza es la primera de las que se tiene previsto realizar durante los próximos meses hasta completar la suelta de dieciséis ejemplares de linces ibéricos.

De todos estos, ocho se liberan en Sierra Morena Oriental, y otros ocho en los Montes de Toledo, que son dos áreas donde estos ejemplares disponen del hábitat adecuado para su conservación y reproducción.

Los dieciséis ejemplares de lince ibérico que se liberarán en Castilla-La Mancha suponen el 40 por ciento de todos los linces que se van a liberar en el proyecto Life+Iberlince en la península ibérica, lo que convierten a Castilla-La Mancha en la comunidad autónoma en la que más linces se van a soltar.

Con la liberación de Natureza se han liberado ya en la región un total de 44 linces ibéricos desde el año 2014.

La suelta de estos ejemplares ha permitido en estos años consolidar tanto el área de reintroducción de Sierra Morena como los Montes de Toledo, como núcleos estables para la conservación del lince ibérico.

De hecho, en ambas áreas durante el pasado año se consiguió que esta especie se reprodujera en estado salvaje, naciendo diecinueve cachorros en total, de los que cinco lo hicieron en la provincia de Ciudad Real y catorce en los Montes de Toledo.

Informa Life+Iberlince

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *