Las perreras municipales no están llenas de perros de caza

2 agosto, 2016 • Información de interés

Señores, las protectoras se están encontrando con un serio problema y quieren usar a los cazadores para que las Administraciones se lo resuelvan: Tienes las instalaciones SATURADAS, porque el ritmo de adopciones es inferior al de entradas de animales abandonados. ¿De donde proceden esos animales?.

Cazador con sus perros

Solo es cuestión de leerse el último informe de la Fundación Affinity para ver que solo el 10,1% de los perros abandonados lo son al finalizar la temporada de caza. Eso sí, el 76% de los perros que llegan a estas instalaciones carecen de microchip (Fundación Affinity).Estas protectoras necesitan más espacio, necesitan más dinero.

Su propuesta de gestión de los animales abandonados hace aguas. Y quieren usar al sector cinegético como chivo expiatorio para que les resuelvan las consecuencias de su gestión.

Basta ya de criminalizar a un colectivo para arreglar un problema que están generando sus propios vecinos. Esa sociedad urbanita que no tiene el menor reparo en abandonar un perro cuando se marcha de vacaciones o cuando nace un hijo en la familia. Y lo más grave de todo, es ver como en todas las nuevas leyes de protección de los animales que esta gente están promoviendo apenas se impulsan medidas efectivas para evitar el verdadero problema: La mayor parte de los dueños de perros de zonas urbanas no tienen a sus perros identificados con el microchip correspondiente.

Dejémonos de perseguir a los vendedores de mascotas y preocupémonos de que los policías municipales hagan los correspondientes controles en las calles y parques a los urbanitas que pasean sus perros. Veremos cuantos perros tienen microchip. Veremos cuantos dueños llevan consigo la documentación de sus perros.

Esa es la realidad.

Informa: UNAC


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *