Las ovejas pueden identificar caras de famosos y mejorar la vida de muchos humanos

8 noviembre, 2017 • Naturaleza

El estudio realizado por la profesora Jenny Morton de la universidad de Cambridge forma parte de una serie de pruebas para conocer las capacidades cognitivas de las ovejas.

Las ovejas saben quién es Barack Obama. O Emma Watson. Y con solo enseñarles una foto. Así lo ha demostrado la profesora Jenny Morton, de la Universidad de Cambridge. Las ovejas identifican caras de famosos en fotografías, una vez aprenden quiénes son. También lo hacen con sus cuidadores. Y de la misma manera en que la mayoría de humanos tenemos conocimiento de las celebridades, de forma indirecta. Para muestra, este vídeo:

El estudio, publicado hoy en la revista Royal Society: Open Science, es parte de una serie de pruebas que se le dan a las ovejas para probar sus capacidades cognitivas. Estos bóvidos son un buen modelo animal para estudiar trastornos neurodegenerativos como la enfermedad de Huntington.

Se sabía que las ovejas son bastante buenas reconociendo caras habituales, como las de sus pastores. Sin embargo, este estudio prueba que, a través sólo de fotografías, pueden distinguir diferentes personas.

El entrenamiento puso a las ovejas frente a un dispositivo especialmente diseñado para el experimento. En un extremo de la bandeja, veían dos fotografías en dos pantallas y recibirían una recompensa de comida por elegir la fotografía del famoso o famosa (al acercarse, un detector activaba la recompensa); si elegían la fotografía incorrecta, sonaba un timbre y no recibirían alimento. Con el tiempo, aprendieron a asociar una recompensa con la fotografía de la celebrity.

Después del entrenamiento, a las ovejas se les mostraron dos fotografías: la cara famosa y otra cara. En esta prueba, las ovejas eligieron correctamente el rostro popular ocho veces de cada diez.

En estas pruebas iniciales, a las ovejas se les mostraron retratos frontales, pero enseguida les mostraron las caras en diferente ángulo. Como se esperaba, el rendimiento de las ovejas disminuyó, pero solo en un 15%, una cifra comparable a la observada cuando los humanos realizan la tarea.

Finalmente, los investigadores analizaron si las ovejas podían reconocer a los que les mostraban las fotografías sin preentrenamiento. Los cuidadores típicamente pasan dos horas al día con las ovejas y las ovejas están muy familiarizadas con ellos. Cuando se intercalaba la foto de un cuidador al azar en lugar del del famoso, la oveja eligió la fotografía del cuidador sobre la cara desconocida el 70% de las veces.

Durante esta última tarea, los investigadores observaron un comportamiento interesante. Al ver una imagen fotográfica del investigador por primera vez, las ovejas hicieron una “doble toma”. La oveja comprobó primero la cara (desconocida), luego la imagen del cuidador y luego la cara desconocida nuevamente antes de tomar la decisión de elegir la cara conocida del manejador. Chequean antes de decidir.

La capacidad de reconocer caras es una de las habilidades sociales humanas más importantes. Reconocemos caras familiares fácilmente, y podemos identificar caras desconocidas a partir de imágenes presentadas repetidamente. Al igual que con otros animales, como perros y monos, las ovejas son animales sociales que pueden reconocer a otras ovejas y seres humanos conocidos.

Avance para la enfermedad de Huntington

“Cualquiera que haya pasado tiempo trabajando con ovejas sabrá que son animales inteligentes e individuales que pueden reconocer a sus pastores”, dice la profesora Jenny Morton. “Hemos demostrado con nuestro estudio que las ovejas tienen habilidades avanzadas de reconocimiento facial, comparables con las de los humanos y los monos.

“Las ovejas son longevas y tienen cerebros que son similares en tamaño y complejidad a los de algunos monos. Eso significa que pueden ser modelos útiles para ayudarnos a comprender trastornos del cerebro, como la enfermedad de Huntington, que se desarrollan durante un largo tiempo y Afectar las capacidades cognitivas. Nuestro estudio nos da otra manera de monitorear cómo cambian estas habilidades, particularmente en ovejas que tienen la mutación genética que causa la enfermedad de Huntington “.

La también llamada corea de Huntington afecta a más de 4.500 personassólo en España. Es una enfermedad neurodegenerativa incurable que típicamente comienza en la edad adulta. Inicialmente, la enfermedad afecta la coordinación motora, el estado de ánimo, la personalidad y la memoria. También tiene síntomas complejos, incluidos los deterioros en el reconocimiento de la emoción facial. No existe una cura conocida para la enfermedad.

Las polémicas investigaciones con ovejas

La Universidad de Cambridge ha sido puntera en la investigación neurológica con ovejas. Sin embargo, en 2014 saltaron las alarmas después de que una asociación animalista denunciara que las reses eran tratadas con crueldad. La universidad se “tomó en serio” las acusaciones e indagó sobre el caso.
El problema en la investigación de dolencias como la enfermedad de Huntington es que resulta difícil realizarla experimentalmente sin que los animales padezcan algunos de sus síntomas, señalaron entonces desde Cambridge. Se comprometieron, no obstante, a ser especialmente escrupulosos con el Comité de Ética Animal. Actualmente, las merinas sujetas a experimentación vienen de Australia y portan el gen que produce la enfermedad.

Informa elindependiente.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *