Las mujeres son la esperanza de la caza

16 octubre, 2017 • Noticias de caza

El presidente de Aproca Castilla-La Mancha Luis Fernando Villanueva achaca el descenso de cazadores en la región a la crisis económica.

En 15 años, el número de cazadores de Castilla-La Mancha ha descendido en torno a un 25 %.

Comienza la temporada general de caza en la región, una actividad que está perdiendo seguidores pero que sigue teniendo mucho peso en la economía de la región.

La esperanza de la actividad cinegética pasa por el aumento en el número de mujeres cazadoras, como explica Luis Fernando Villanueva, presidente de APROCA, la Asociación de Propietarios Rurales para la Gestión Cinegética y Conservación del Medio Ambiente. Villanueva asegura que están preocupados por ese descenso, provocado por la crisis económica.

Actualmente en Castilla-La Mancha se está realizando un estudio para cuantificar lo que produce la actividad cinegética tanto económicamente como socialmente.

Temporada de caza marcada por la sequía

Y es que, a pesar de ese descenso de los últimos años, Castilla-La Mancha siendo uno de los principales reclamos cinegéticos de toda España con más de 120.000 licencias y 5000 cotos.

Las especies de fauna silvestre cuya caza está autorizada son en caza mayor, cabra montesa, ciervo, corzo, gamo, jabalí y muflón en caza menor, conejo, liebre y zorro.

Este año con peores expectativas. El otoño, de momento, está imitando al mes de agosto, con temperaturas muy altas para un mes de octubre, situación que puede afectar negativamente a la perdiz, en caza menor y en caza mayor, debido a la escasez a de pastos, a la calidad de los trofeos.

La Federación de Caza de Castilla-La Mancha ha recomendado que se retrasen las cacerías de perdiz silvestre a la espera de que lleguen las lluvias.

En caza menor, la proliferación del conejo también está ocasionado verdaderos problemas en la agricultura, en buena parte de la región.

En caza mayor no habrá problema en cantidad de reses, tanto el jabalí como el ciervo, gamo y corzo, hay una notable presencia, en algún caso, se puede hablar incluso de plaga; en el caso de los jabalíes se podrán autorizar batidas hasta el 21 de febrero de 2018. Están apareciendo en zonas donde apenas había, con el peligro además de provocar algún accidente de tráfico.

Recordemos que también se puede practicar la modalidad de cetrería en los terrenos que estén autorizados. Y a tener en cuenta, en el caso de los trofeos de piezas de caza mayor abatidos en las modalidades de rececho o aguardo, según recoge la normativa, salvo el jabalí, no podrán ser movidos del lugar exacto en que fueron abatidos, sin llevar ajustado el precinto justificativo.

Informan Daniel Rodríguez González y Carmen del Campo para cadenaser.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *