Lanzarote: Los cazadores piden disminuir la presión cinegética sobre el conejo

16 Agosto, 2016 • Información de interés

Un sector de cazadores preocupado por la situación que atraviesa la escasa población de conejos va a pedir a la administración que arbitre medidas para disminuir la presión de la caza sobre esta especie, que a día de hoy aseguran está diezmada por la enfermedad conocida como neumonía hemorrágica vírica.

Conejo Oryctolagus cunicuculus

Al parecer se trata de una enfermedad sumamente contagiosa que está causando estragos en la población de conejos, lo que ha despertado la preocupación de un sector importante de cazadores, que alarmados por el riesgo que supone, han anunciado que van a pedir a Cabildo y Gobierno canario, que arbitre medidas para por un lado reducir la presión cinegética sobre la especie y, por otro, que realice estudios para conocer el impacto real.

En versión de los cazadores y los expertos veterinarios consultados por este periódico a lo largo de estos primeros días del mes de agosto, la situación generada por el impacto de esta enfermedad es realmente alarmante y en los últimos años ha supuesto un daño en la especie que si no se adoptan medidas, puede hacer que desaparezca.

Según los expertos, se trata de una nueva variante de la enfermedad que está ocasionando una enorme mortandad, hasta el punto que algunos veterinarios consultados señalan que la población ha podido reducirse más de un 60% en los últimos años, por lo que seria necesario disminuir la temporada de caza o reducir las facilidades de extracción. También se aboga por suprimir el uso de alguna de las modalidades de caza permitidas con escopeta o con hurón, para dar de este modo facilitar que la especie pueda recuperarse. Además, solicitan a la administración que encargue estudios sobre el impacto de esta enfermedad extendida por las Islas.

Para los cazadores consultados, «se trata simplemente de ver las señales del campo, leer lo que dice la naturaleza y ver como este año no hay apenas conejos que cazar, lo cual obliga a reducir la temporada de caza y a que todos seamos responsables, si no queremos a corto medio plazo acabar con esta práctica que tanta afición genera», explicaron. En este sentido, se considera que sería conveniente que los responsables de la administración consultaran a los expertos antes de fijar los calendarios de caza, que este año, en el caso del Cabildo abrió el pasado 7 de agosto, fijando treinta días, lo cual para muchos cazadores va a suponer acabar con los pocos conejos que quedan sin dejar a la especie que pueda reponerse.

Informa: canarias7.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *