La temporada de caza arranca este sábado en Castilla-La Mancha

7 Octubre, 2016 • Información de interés

cazador

La facturación anual, en cálculos aproximados, se acerca a los 600 millones de euros.

La temporada de caza comienza este sábado en Castilla-La Mancha con la apertura de la veda en las modalidades de caza mayor y menor.

Según la Orden de Vedas que establece los periodos de caza en al región, se podrá practicar la caza menor en Castilla-La Mancha, entre el 8 de octubre de 2016 y el 8 de febrero de 2017, ambos inclusive.

En el caso de la caza mayor, se podrá practicar del 8 de octubre de 2016 al 21 de febrero de 2017, ambos inclusive.

La practica de la cetrería, por su parte, se podrá realizar del 8 de octubre de 2016 al 8 de febrero de 2017, ambos inclusive, únicamente en terrenos que expresamente tengan autorizada esta modalidad en su plan técnico de caza y en aquellos en los que esté autorizada la modalidad de caza menor al salto o en mano.

Son especies cazables en la región, en caza mayor, la cabra montés, el ciervo, el corzo, el gamo, el jabalí y el muflón.

En el caso de la caza menor, se puede cazar conejo, liebre y zorro y aves no migratorias como la corneja negra, faisán, paloma bravía, perdiz roja, urraca y zorzal charlo.

También son objeto de caza especies de aves migratorias no acuáticas como la avefría, becada, codorniz, estornino pinto, paloma torcaz, paloma zurita, tórtola común, zorzal alirrojo, zorzal común y zorzal real.

En el caso de las aves migratorias acuáticas, el ánade friso, ánade rabudo, ánade real, ansar común, cerceta común, focha común, pato colorado, pato cuchara.

Como especies exóticas objeto de control de poblaciones en Castilla-La Mancha se encuentra el arruí.

La caza genera una importante riqueza económica en los diferente subsectores económicos, hasta el punto que hace unos años un estudio de la Fundación para el Estudio y la Defensa de la Naturaleza y la Caza (Fedenca), dependiente de la Real Federación Española de Caza (RFEC), cifró en 3.635 millones de euros la riqueza que genera la actividad cinegética en España.

En Castilla-La mancha, según los datos de la Administración, la actividad cinegética genera más de 6.500 empleos fijos en puestos directos de trabajo, crianza y aprovechamiento de especies cazables, con alrededor de 1.700.000 jornales anuales.

La facturación anual, en cálculos aproximados, se acerca a los 600 millones de euros.

La superficie destinada a la actividad cinegética en Castilla-La Mancha abarca más de 7.000.000 de hectáreas, de las que 4.010.097 están destinadas al aprovechamiento de caza menor y 3.019.895 hectáreas al de caza mayor.

Informa: lanzadigital.com

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *