La subasta de las palomeras de Echalar repite pujas a la baja y puestos desiertos

10 septiembre, 2019 • Noticias de caza

Las subastas de puestos palomeros en el municipio navarro ya no forman el gentío y algarabía de hace años, cuando los cazadores se picaban por conseguir los mejores.

Redacción | La subasta de las tradicionales palomeras de Echalar se ha celebrado este año sin pena ni gloria. El Ayuntamiento de la localidad ha recaudado menos dinero del esperado, casi todos los puestos se han adjudicado por el precio de salida y seis de ellos han quedado desiertos.

La subasta se ha celebrado en el salón de plenos de la Casa del Pueblo del municipio navarro. Menos cazadores que otros años han acudido a la cita. De los 21 puestos palomeros ofertados, por el que más se ha pujado ha sido por el 8, por el que han pagado 3.355 euros.Por el que menos se ha ofrecido ha sido por el número 2, con 940 euros, quedando desiertos seis del total.

Puestos desiertos

En 2017 tampoco se cubrieron todos los puestos. Entonces se abonaron 31.915 euros, que tampoco llegaron al total previsto por el Ayuntamiento. Antiguamente, la subasta de las palomeras suponía toda una algarabía de piques y gentío que pasó a la historia y ya no supone un ingreso principal para las arcas municipales.

Los puestos adjudicados inicialmente han sido el número 2 (940 euros), 3 (2.255), el 4 (1.755), 5 (2.255), 6 (1.755), 7 (2.255), 8 (3.355, el más caro), 9 (2.275), 10 (2.275), 11 (3.335, el segundo más cotizado), 12 (1.690), el 14 (940), y el 21, con precio de salida en 1.690 y adjudicado en 1.800 euros. Los seis desiertos fueron el 1, el 15, el 16, el 17 y el 18, todos ellos los más baratos con excepción del número 13 que salía en 1.485 euros.

En la última década, los cazadores se muestran prudentes y ya no existen las pujas conforntadas de hace años. Los cazadores pagan las cantidades justas por los puestos palomeros y algunos de ellos quedan desiertos en este subasta. Algunos cazadores esperan al denominado «secteo».

Sexteo

Los puestos que han quedado desiertos pueden aún recuperarse. El sexteo posibilita pujar por ellos y se podrá incluso piujar al alza por los ya adjudicados. El sobreprecio deberá ser, al menos, una sexta parte del adjudicado.

Los cazadores que hayan conseguido alguno de los puestos de caza con escopeta para palomas podrán cazar hasta el 8 de diciembre, fecha en que finalizará la temporada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *