La RFEC se persona en el Tribunal Supremo sobre la figura del «cazador formado»

9 mayo, 2018 • Noticias de caza

El presidente de la RFEC, Ángel López Maraver, afirma que el «cazador formado» tendría la función de servir de ayuda a los veterinarios y no la de sustituir su labor.

Informa RFEC | Tras ser emplazada en el recurso en el Tribunal Supremo contra el Real Decreto 50/2018, de 2 de febrero, interpuesto por el Consejo General de Veterinarios de España, la RFEC va a contestar la demanda con el fin de defender la figura del «cazador formado».

El Real Decreto desarrolla las normas de control de subproductos animales no destinados al consumo humano y de sanidad animal, en la práctica cinegética de caza mayor, y en concreto, el recurso contencioso administrativo del Cgve litiga contra la definición y la figura del «cazador con formación específica en sanidad animal», habiendo sido citada la Rfec como interesada, al afectar directamente al colectivo cazador.

La Federación Española basará su contestación, entre otros aspectos, en la amplia normativa europea que justifica la existencia de la figura del cazador formado en sanidad animal, encargado de ayudar y proporcionar información a los veterinarios gracias a los exámenes en el campo de las piezas abatidas en actividades cinegéticas de caza mayor.

«El cazador formado en ningún momento trata de sustituir la figura o las funciones de un veterinario, sino de servirle de ayuda complementaria –ha afirmado el presidente de la RFEC, Ángel López Maraver–, principalmente en pequeñas sociedades de cazadores en las que, por temas logísticos y económicos, la presencia de un veterinario en todas las acciones de caza mayor no es viable».

Por su parte Nicolás Urbani, asesor técnico veterinario de la RFEC, sostiene que la normativa europea reconoce esta figura como auxiliar para el veterinario, «pues es el cazador el que realiza la gestión cinegética, está en contacto directo con las especies de caza y se encuentra presente durante el abate de las mismas».

Los cazadores son los primeros que pueden detectar si una pieza tiene aspecto de sufrir alguna enfermedad, «como ha reconocido la Comisión Europea, por ejemplo en la prevención de la peste porcina africana», afirma López Maraver, asegurando que la entidad defenderá esta figura, «reconocida a nivel europeo», por su «innegable papel» en la mejora de la higiene alimentaria, la sanidad animal, la salud pública y la vigilancia de enfermedades de la fauna cinegética.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *