La responsable de la perrera de Alcalá de Henares declara por maltrato animal

27 febrero, 2017 • Actualidad

La responsable del Centro Integral Municipal de Protección Animal de Alcalá de Henares está citada a declarar este martes para responder sobre las instalaciones que gestiona y los animales que hay en ellas tras la denuncia presentada por Justicia Animal. La asociación denunciante aseguró a comienzos de 2016 que los perros y gatos estaban en un estado «lamentable», algunos con «delgadez extrema» y con úlceras. Además de la responsable de la perrera municipal, adjudicada a la empresa Desratizaciones Parque, declararán el concejal de Medio Ambiente, Alberto Egido; Justicia Animal y varios agentes del Seprona.

La responsable de la compañía concesionaria de la perrera de Alcalá de Henares, Raquel Parque, está citada este martes a declarar como investigada en el Juzgado de Instrucción número 5 de la localidad por un presunto delito de maltrato animal.

Uno de los galgos de la perrera municipal / Concejalía de Medio Ambiente

En una providencia a la que ha tenido acceso Efe, la magistrada Ana María Gallegos Atienza cita también a una docena de testigos, entre ellos, el concejal de Medio Ambiente, Alberto Egido; la denunciante Justicia Animal así como a varios agentes del Seprona.

Pide también al Tribunal Superior de Justicia de Madrid que designe un veterinario para que emita un informe pericial sobre las instalaciones y los animales que están en el Centro Integral Municipal de Protección Animal (CIMPA) de Alcalá de Henares, que gestiona la empresa Desratizaciones Parque.

La Asociación Justicia Animal denunció a principios de 2016 ante el Seprona a la empresa concesionaria de la perrera de Alcalá al asegurar que los perros y gatos estaban en un estado «lamentable», algunos con «delgadez extrema» y heridas provocadas por úlceras.

Al margen del procedimiento judicial, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares resolvió el pasado junio el expediente abierto a la empresa —Desratizaciones Parque— sin pruebas de maltrato animal.

El Ejecutivo local —PSOE, Somos Alcalá e IU— justificó dicha actuación por haberse descubierto «graves irregularidades» en la gestión del centro, que alberga a perros y gatos abandonados, como consecuencia de una investigación impulsada a raíz de la denuncia presentada por diversas organizaciones protectoras de los animales.

Desratizaciones Parque resultó adjudicataria del servicio en un proceso de licitación impulsado en 2014 por el anterior Gobierno municipal, del PP. La firma fue la ganadora de un concurso en el que el criterio más valorado fue la oferta económica.

Informa lavanguardia.com

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *