La Policía Local de Paterna realiza controles durante la temporada de caza

21 octubre, 2017 • Noticias de caza

Una patrulla con varios agentes de policía, en un camino de Paterna. / Las Provincias

Seis agentes de la Unidad de Medio Ambiente revisan documentación, licencias y munición a los cazadores que usan zonas comunes para la actividad cinegética.

A las seis de la mañana, una hora antes del horario habitual, seis agentes de la llamada Unidad de Emergencias y Medio Ambiente de la Policía Local de Paterna acuden a las zonas comunes de caza o de aprovechamiento común de La Vallesa y La Mola para realizar controles de documentación, de licencias, munición y seguros de responsabilidad civil a los cazadores que usan estas áreas.

Recién estrenada la temporada de caza, este dispositivo policial se encarga, especialmente los fines de semana, de recorrer estos espacios situados en la zona boscosa de La Vallesa y La Mola para realizar controles y corroborar que la actividad cinegética «se realiza con todas las garantías de seguridad y legalidad, tanto para los cazadores como para las personas que acuden a pasear o realizar deporte», explica la concejala de Seguridad de la Corporación paternera, Nuria Campos.

Guardia Civil

Estas tareas de control las realizan habitualmente agentes de la Guardia Civil encargados de tareas medioambientales en otras poblaciones pero, en el caso particular de Paterna, con un término repleto de zonas verdes boscosas, la Policía Local realiza también, desde su unidad específica, este tipo de tareas para reforzar la vigilancia y los controles.

Así, después de peinar La Vallesa y sus pinadas durante los meses de verano para evitar o detectar cualquier riesgo de incendio, entre otras tareas, los agentes inician la temporada de controles de la actividad cinegética con revisiones en las zonas de aprovechamiento común en las que se solicita a los cazadores la preceptiva guía, la licencia de arma, así como la de caza, y el seguro de responsabilidad civil obligatorio en estos casos.

También controlan que se cumplen las distancias de seguridad con respecto a las viviendas más próximas de La Vallesa u otras zonas a la hora de utilizar las armas de fuego. Así, «no se puede disparar a menos de 25 metros de un camino o sendero de paso, a menos de cien metros de una autovía y tampoco se puede, por ejemplo, disparar en dirección a zonas pobladas por un posible alcance de munición», explica el Intendente Jefe de la Policía Local, Rafael Mestre. Cuatro policías por turno realizan estos controles durante estos fines de semana, especialmente, a primera hora de la mañana que es cuando los cazadores acuden a estas áreas de aprovechamiento común. Otra de las tareas que desarrolla la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Local es la revisión del estado de estructuras y zonas inundables, una labor que cobra también especial importancia estos meses por el riesgo de gota fría. También se encargan de detectar posibles vertidos de diversa índole.

Las tareas de los agentes policiales se completan estos meses con la vigilancia de huertos y campos de cultivos, la mayoría de cítricos, en partidas agrícolas de Paterna como los Fondos, la Peña o la Currucosa.

Los agentes efectúan controles de acceso en los caminos agrícolas a vehículos y, en caso de dudas, «se procede a la identificación de las ‘collas’ de recolectores».

También se controla el conocido como ‘Data’ (Documento de acompañamiento y trazabilidad agraria), que tiene que entregar el productor y acompaña a la cosecha hasta su destino para su consumo final.

Identifica «a productor, producto y destino, para producto comercializado y no para autoconsumo. Estos dispositivos evitan hurtos de cosechas o posibles robos de materiales metálicos en motores de riego o almacenes agrícolas».

Informa lasprovincias.es


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *