La Policía Local abate de madrugada un jabalí en pleno Gijón

21 marzo, 2017 • Actualidad

Un jabalí fue abatido este lunes en el centro de Gijón por agentes de la Policía Local. El animal se internó en el casco urbano gijonés y dos serenos le persiguieron hasta que los agentes llegaron a su encuentro. Tras intentar apartarlo sin éxito hacia zonas no habitadas, el animal fue conducido hasta el parque situado en la avenida de Schulz, donde los agentes lo abatieron tras acordonar un espacio de seguridad. Esta situación se produce en el mes en el que los vecinos de la zona rural han trasladado al Pleno del Ayuntamiento de Gijón sus quejas por los destrozos de los jabalíes.

El jabalí, antes de ser abatido, por las calles de Gijón / Serenos de Gijón

Un jabalí que deambulaba por el centro de Gijón fue abatido ayer por varios disparos de agentes de la Policía Local en el cruce entre la avenida Schulz y la calle Mieres después de que una sereno alertase de lo sucedido y le siguiera en su coche para no perderlo de vista hasta que llegasen los agentes.

«Estábamos mi compañera y yo en la calle Baleares, esquina con avenida Schulz y de pronto lo vimos acercarse, me metí en el coche rápidamente y el jabalí empezó a correr», relata la sereno Rosa María Nuevo, una de las encargadas de noche del servicio que asiste al resto de compañeros. «A mí me asustó porque nunca había visto un jabalí en persona, pero desde el coche no le perdí de vista en ningún momento, le seguí hasta que llegó la Policía Local, que apareció en seguida», explica Rosa María Nuevo sobre el incidente ocurrido en la madrugada del domingo al lunes, a las 4.30 horas.

En ese momento se desplazaron hasta el lugar dos dotaciones de la Policía Local. Sendas patrullas, valiéndose de sus vehículos, intentaron reconducir al animal hacia zonas no habitadas pero con poco éxito. Durante media hora, el jabalí transitó por vías como Roncal, Juan Alvargonzález, Manuel Llaneza y avenida Schulz. Un tránsito que perturbó la seguridad de los peatones, muchos de ellos, según los testigos, tuvieron que protegerse en los portales aunque otros se acercaron a ver lo que sucedía. También los conductores que a esa hora se desplazaban por la zona, e incluso alguno tuvo que maniobrar con brusquedad para evitar atropellar al animal que cuando se vio acorralado se defendió.

Una vez valorado el riesgo, los agentes optaron por conducirle al parque situado en la avenida de Schulz, en la esquina con la calle Mieres. Allí acordonaron la zona y abatieron al jabalí que una vez muerto fue retirado por los servicios municipales de Emulsa.

Una hora antes, otro ciudadano alertó también de la presencia de «un cerdo negro suelto» en el entorno de Nuevo Gijón, en la calle Peña Ubiña pero los agentes de la Policía Local no lograron encontrarle en la zona a su llegada. Gracias a la rápida intervención de las serenos de Gijón en su segunda incursión para dar con el jabalí consiguieron atraparlo y abatirlo para evitar que no hiriese a ningún transeúnte ni provocase ningún accidente en la carretera pues corría por el medio de la carretera con toda tranquilidad.

Quejas de la zona rural

Esta situación se produce justo en el mes en el que los vecinos de la zona rural decidiesen llevar al Pleno del Ayuntamiento de Gijón sus quejas por los destrozos de los jabalíes. La presidenta de la Federación Rural “Les Caseríes”, Soledad Lafuente, había dejado claro el grave perjuicio que los jabalíes estaban generando tanto en agricultores como en ganaderos «que están llegando al límite. Pagan impuestos, hacen su trabajo y luego lo pierden todo».

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *