La pestivirus de los sarrios se da por superada, pero se mantienen criterios conservacionistas

31 Marzo, 2017 • Caza y Conservación

El Gobierno de Aragón considera superada la enfermedad de pestivirus que afectó a la población de sarrio (Rupricapra rupricapra) en los Pirineos, especialmente en el Pirineo catalán y en el aragonés oriental a partir de 2002, pero los criterios restrictivos en la concesión de permisos de caza se mantendrán esta temporada en la Reservas de Caza de los Circos (Sobrarbe) y Benasque (Ribagorza), con la concesión de 37 y 25 permisos respectivamente, la misma cantidad que en la temporada anterior, con el objetivo de permitir la recuperación total de la población.

Los permisos de caza de sarrio y corzo son un recurso importante para los municipios pirenaicos. En el caso de Panticosa, por ejemplo, suponen alrededor de 20.000€ anuales. Esta misma semana Canfranc, Sallent de Gállego, Biescas y Panticosa sacaban a subasta 21 permisos de sarrio y 12 de corzo. El precio de los primeros oscila entre los 1.800 y los 2.200€, y el de los corzos entre 350 y 400€. El alcalde de Benasque se mostraba partidario de estas restricciones, que afectan a su municipio directamente, y declaraba a Heraldo que “aunque la incidencia del pestivirus esta ya en un punto cero, todos queremos que se recuperen las poblaciones cuanto antes y por eso nos parece normal mantener esos cupos conservacionistas que son casi testimoniales.

En el otro lado del Pirineo aragonés, en las reservas de Los Valles y Viñamala, donde no se observó una disminución de la población y no se detectó ningún caso de pestivirus, la política de permisos es significativamente expansiva. En Los Valles se han concedido 147 permisos, 22 más que la temporada de caza anterior, y en la de Viñamala 104, 62 más que en la 2016-17. Los permisos se conceden en función de los resultados de los recuentos anuales en primavera y otoño que realizan técnicos y APN’s.

Hay que recordar que el pestivirus provocó una disminución del 40% de la población en los macizos orientales entre 2011 y 2014. El Gobierno de Aragón realiza el seguimiento desde que en 2002 apareció el primer brote en el Pirineo catalán. Hasta 2011 no se detectó el primer caso en Aragón, y aquella temporada se suspendió la caza de sarrio en Benasque y Los Circos. Desde entonces se han analizado 1433 animales, y de ellos 118 estaban afectados por pestivirus. Las restricciones han permitido la lenta recuperación de la especie.

El periodo de caza para los machos será entre el 1 de abril y el 30 de junio, y del 15 de septiembre al 15 de diciembre. Para las, hembras solo del 1 de septiembre al 15 de diciembre.

Informa pirineodigital.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *