La ONC solicita al Mapama que desarrolle la normativa del Sandach atendiendo al mundo rural

4 mayo, 2017 • Noticias de caza

La ONC solicita al Mapama varias medidas para facilitar el control de subproductos no destinados al consumo humano que se obligará a realizar en la caza mayor. El proyecto de Real Decreto que elabora el Ministerio para regular el conocido Sandach debería adaptarse a la «realidad» del mundo rural para evitar medidas inviables a pie de campo. Esta petición de la ONC se detalla en simplificar la burocracia, la aclaración de algunos puntos del texto normativo  que pueden crear confusión o la implicación de sectores afectados, como los cotos privados extremeños.

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) ha presentado al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) sus alegaciones al proyecto de Real Decreto por el que se desarrollan las normas de control de subproductos animales no destinados al consumo humano y de sanidad animal, en la práctica de caza mayor.

En primer lugar, la ONC asume las medidas especiales en caso de emergencia sanitaria, pero considera que la Administración debería implicar a los sectores afectados a la hora de tomar dichas medidas o controles. Este sería el caso en que se encuentra, por ejemplo, Extremadura. En esta comunidad los cotos privados deben eliminar el Sandach procedente de rececho o esperas mediante eliminación en planta autorizada o muladar autorizado, sin posibilidad de hacerlo por enterramiento, lo que es inviable.

Asimismo, la Oficina Nacional de Caza respalda que se aproveche esta norma para desarrollar la figura del cazador formado en sanidad animal, prevista por un Reglamento Comunitario pero que hasta la fecha estaba pendiente de desarrollo en España.

Otras de las propuestas de la ONC son simplificar al máximo la burocracia, evitando especialmente las duplicidades administrativas y los papeleos innecesarios, así como que se aclaren algunos puntos que en el texto actual pueden generar confusión en el sector.

A todo esto hay que sumar la necesidad de que la norma se adapte a la realidad del mundo rural para evitar, como se ha comentado en el caso de Extremadura, la aplicación de restricciones inviables a la hora de la verdad. Por eso, plantean enterramientos nocturnos de despojos sin riesgo sanitario, el uso de determinados productos para la alimentación animal de rehalas y excepciones para las zonas remotas o de acceso prácticamente imposible.

La ONC quiere destacar que la Subdirección de Sanidad Animal ha sido un ejemplo de trabajo “incluyente” a la hora de legislar con la colaboración del sector cinegético y todos los afectados. No obstante, en un proyecto tan ambicioso como Patubes no se ha involucrado a dicho sector sin que la ONC alcance a comprender esa disparidad de criterios.

Informa Sandach

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *