La ONC pide a la UE que pare y reinicie el proceso de modificación de la directiva de armas

25 enero, 2017 • Noticias de caza

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural solicita a la Unión Europea que pare el proceso de modificación de la directiva sobre adquisición y uso de armas de fuego para reiniciarlo en 2018 mediante un «debate más sosegado». La ONC señala que la modificación que se pretende hacer de la directiva europea no solucionará los problemas que pretende resolver y que tiende a ser más restrictiva en perjuicio de los usuarios legales de armas. La ONc insta al Gobierno de España a que se pronuncie en este sentido.

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) considera que es imprescindible que las instituciones europeas paralicen el proceso actualmente abierto para modificar la Directiva 91/477/CEE. En este sentido, la ONC apuesta por reiniciar el procedimiento a principios de 2018, abriendo así un debate sosegado y en el que se cuente con los preceptivos informes de impacto que hasta ahora no se han elaborado.
La ONC considera que sería irresponsable llevar a cabo la modificación en los términos en los que se está planteando en estos momentos, dado que existe una fuerte división entre Estados Miembros, la Comisión y parlamentarios de diferentes países. Todo ello muy alejado del consenso que sería deseable en un asunto de este calado.  Por eso, la Oficina Nacional de la Caza insta a los eurodiputados españoles y al Gobierno a pronunciarse en este sentido, como de hecho parece que se está posicionando el Gobierno español en las últimas semanas.
Y es que, como ya ha denunciado en otras ocasiones la ONC, se está tramitando una modificación de la directiva europea de armas ineficaz y desproporcionada que no dará una respuesta efectiva a los problemas que en teoría debe abordar.
Por ello, lo mejor en la situación actual sería mantener la regulación existente en sus términos antes que apostar por un texto inadecuado cuyo tenor apunta medidas absurdamente restrictivas, en algunos casos, en un claro y único perjuicio de los usuarios legales de armas.
Eventualmente, se han incluido en el texto algunas propuestas paradójicas que, una vez más, están muy lejos de poder combatir el acceso de los terroristas a las armas, aplicando restricciones ilógicas a los derechos de los usuarios legales de armas. Los representantes del sector cinegético recuerdan, una vez más, que las armas que utilizan los terroristas no proceden del mercado legal y cree que de salir adelante esta norma con su redacción actual únicamente se perjudicará a cazadores, tiradores deportivos, coleccionistas, museos y comercios.
Informa Oficina Nacional de la Caza

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *