La nueva campaña de Pacma para criminalizar a los cazadores

30 julio, 2018 • Noticias de caza

El Partido Animalista difunde por las redes sociales la ofensiva idea de que otras personas «pueden ser víctimas» de los cazadores porque «nadie está a salvo de sus balas».

El presidente de la RFEC califica este mensaje de «absoluto disparate» y el abogado Jaime Valladolid añade que sería necesaria una reforma del Codigo Penal para sancionarlos.

Redacción | «Nadie está a salvo de las balas de los cazadores». Este es el nuevo lema del Partido Animalista Pacma contra la caza y los cazadores. Los animalistas pretenden difundir en la sociedad una idea de terror en la que presentan a los cazadores como personas sumamente peligrosas por emplear armas. El mensaje es directo y pretende advertir de manera tendenciosa a la ciudadanía de la “amenaza” que suponen los cazadores en el campo porque «animales, senderistas y ciclistas pueden ser sus víctimas». Es el mensaje del miedo.

Pacma está difundiendo por redes sociales una nueva idea a modo de campaña de ataque frontal contra el sector de la caza con el que se criminaliza la figura del cazador. «Nadie está a salvo de las balas de los cazadores. ¡Hay que pararles los pies!».

La semana pasada publicaron una imagen en la que se veía a una persona portando una escopeta y a otras dos caminando. El mensaje alertaba, de forma explícita, de que animales, senderistas y ciclistas podían ser «víctimas» de los cazadores.

«Desmontar el mito de la caza»

El Partido Animalista Pacma ha vuelto a utilizar este domingo el lema que criminaliza a los cazadores. En su página de Facebook han compartido un texto de “el periódico verde” que se titula El ‘cancer’ de la caza en el medio rural. Econoticias.com, que utiliza de portada una imagen propiedad de Cazaworld que han recortado para borrar la marca de agua, recoge parcialmente un comunicado de Ecologistas en Acción que recoge el «listado provisional de la casuística de las actividades del medio rural que se ven afectadas por la práctica cinegética».

Esta asociación animalista, al igual que Pacma, rechaza frontalmente la caza y dice que «el medio rural empieza a rebelarse contra el uso y disfrute indiscriminado de la caza, su práctica y sus propietarios o gestores» porque reivindica que en ese espacio, que consideran público en general, se destine a «otros usos y disfrutes». El objetivo principal del «listado» es «desmontar el mito de que la caza es necesaria porque aporta economía a las poblaciones locales y beneficiosa porque sustenta muchas otras actividades».

Sobre los beneficios económicos y sociales que genera la caza, en abril de este año se presentó el informe «Impacto Económico y Social de la Caza en España», elaborado por la consultora Deloitte en el que se plantea por primera vez la importancia que tiene la actividad cinegética en España. La Fundación Artemisan presentó los contundentes datos. El sector de la caza genera en España 6.475 millones de euros que crean 187.000 puestos de trabajo, lo que supone 0,3% del PIB del país. Además, el informe habla de las positivas repercusiones sociales y medioambientales que tiene la actividad cinegética en nuestro país.

Radicales y sectarios

El mensaje difundido por las redes de que «nadie está a salvo de las balas de los cazadores» ha indignado al sector. Las respuestas al tuit que originó esta campaña de criminalización de los cazadores no tardaron en aparecer. «Seguid con este tipo de afirmaciones. Es la mejor forma de retrataros y dar a conocer lo radicales y sectarios que sois. Que se fije en esto @PSOE @sanchezcastejon @Teresaribera y no vuelva a sentarse con un partido intolerante y fascista como el vuestro #LaVerdadDeLaCaza», ha escrito el biólogo de la Federación Extremeña de Caza Miguel Gómez Beloki.

Otro usuario responde que solo espera que «la @RFECaza saque todo su arsenal de abogados y siente a esta gente en el banquillo ante un juez. Basta ya de ataques impunes contra la caza». La respuesta de @txelu_teluino es similar a la de otros cazadores que se han ofendido al comprobar cómo el Partido Animalista acusa socialmente a los cazadores de ser capaces de matar animales e inferir que también lo harían con personas (senderistas y ciclistas).

El presidente de la Real Federación Española de Caza, Ángel López Maraver califica de «absoluto y completo disparate» los mensajes de Pacma criminalizando al sector de la caza. «Es ir en contra de la propia realidad de la naturaleza y el ecosistema», añade. El presidente de la RFEC afirma que las subvenciones son lo que buscan «este tipo de grupos», que hacen del «animalismo y el ecologismo radical su modus vivendi», y abre un interrogante: «¿quién va a pagar, por ejemplo, el coste de los muertos en accidente de tráfico por atropellos de fauna salvaje? ¿Los mismos que permiten que arrojen a la guardia civil cal viva?».

Una defensa anhelada

Ante la calumnia lanzada por Pacma, algunos usuarios pedían por redes soaicles que las entidades del sector respondieran mediante defensa legal ante semejante acusación. El abogado Jaime Valladolid explica que «desgraciadamente, cuando los insultos, vejaciones o acusaciones van dirigidas contra un colectivo, la Justicia interpreta que los hechos no tienen relevancia penal». Esto sucede en la mayoría de los casos y por ello varios sectores afectados han instado al Gobierno a que modifique el vigente Código Penal con el fin de que este tipo de conductas «tan lamentables», puntualiza Valladolid, no queden impunes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *