La muerte masiva de aves paraliza la recolección nocturna superintensiva de aceituna

4 octubre, 2019 • Noticias de caza

La medida se adoptará temporalmente y de forma cautelar para permitir la realización de un estudio que determine cómo afecta esta actividad a las aves salvajes

El número de aves que muere anualmente capturadas o masacradas en la zona mediterránea se estima en 25 millones de ejemplares de 450 especies diferentes

Redacción | La recolección nocturna de aceitunas en olivares superintensivos que utilizan cosechadoras cabalgantes ha sido suspendida temporalmente por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía. Esta medida ha sido tomada de forma cautelar debido a que se realizará un estudio para determinar de qué manera afecta esta actividad a las aves silvestres que los habitan y, si fuese así, poder estudiar medidas correctoras.

Consenso con las organizaciones agrarias.

Esta medida se adoptará en consenso con las organizaciones agrarias, previamente al acuerdo alcanzado para dictar la resolución que prohíba esta práctica. Las principales organizaciones agrarias (Asaja, Coag, Upa y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía) mantuvieron una reunión con la Administración andaluza para que dichas organizaciones expusiesen su parecer.

Finalmente, y tras la consulta, la resolución se publicará en los próximos días.

Un estudio determinará si existe afección para las aves salvajes

La principal causa de la adopción de esta medida es el posibilitar la realización de una serie de estudios multidisciplinares, encargados por la consejería al Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa.) En ellos se pretende obtener información sobre cómo afecta o no la recolección de aceituna en horario nocturno con cosechadoras cabalgantes a las aves migratorias que habitan los olivares.

Asimismo, también se pretende estudiar la biología y ecología del sistema del olivar en seto como soporte para el resto del estudio.

Una publicación denunció el problema

La suspensión temporal de la actividad agraria, que permitirá la realización de los diferentes estudios antes citados, tiene su origen en una publicación realizada en la revista Nature (número 569 de 2019). En ella se alertaba de que anualmente se llegaban a aspirar con esta práctica unos 2,6 millones de aves. Esta publicación aseguraba que el Gobierno andaluz ya recomendó anteriormente la suspensión de esta práctica.

Esta publicación propició que, posteriormente, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía elaborara un informe que relacionaba la recolección superintensiva de aceituna con cosechadoras cabalgantes con la muerte en masa de las aves salvajes que habitaban en los olivares.

La gravedad de las consecuencias derivadas de este problema radica en que muchas de las aves que mueren son migratorias, por lo que su muerte podría afectar a las poblaciones de todo el continente europeo.

Matanzas de aves por todo oriente medio

Al problema surgido por el empleo de técnicas agrarias superintensivas se une la que genera la matanza indiscriminada de aves que sucede de forma irregularizada en países de Oriente Próximo y Oriente Medio.

En países como Egipto, la ONU estimó en 2018 que se llegaban a matar anualmente hasta 6 millones de aves realizando capturas masivas. Si se tiene en cuenta toda la zona mediterránea, la estimación asciende a los 25 millones de ejemplares de 450 especies de aves  masacradas o capturadas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *