La MEC considera que los nuevos planes de conservación agreden al sector cinegético

3 mayo, 2016 • Información de interés

La Junta de Extremadura ha aprobado recientemente nuevos planes de conservación para el águila perdicera, el águila imperial ibérica y el buitre negro. Sin embargo, para la Mesa Extremeña de Caza, estos nuevos planes suponen “una nueva agresión al sector cinegético, penalizando a los propietarios de terrenos en los que la gestión sostenible realizada ha permitido el correcto desarrollo de estas especies”. De la misma manera, este colectivo señala que “las alegaciones presentadas por los representantes del sector cinegético han sido ignoradas”.

mesa extremena de la caza

El pasado 5 de mayo de 2015 se realizaron modificaciones en los planes presentados, alcanzándose un acuerdo con el Consejo Asesor de Medio Ambiente que permitía una correcta compatibilización en la conservación y aprovechamiento de estas especies. Sin embargo, meses después salió a la luz un nuevo proyecto redactado por la Junta, en el que se amplían todas las restricciones también a las fases de cortejo, selección de plataforma de nidificación, cópulas o arreglo de nidos.

Por ello, los representantes de la MEC señalan que este proyecto “únicamente responde a a las presiones generadas por el sector ecologista, perjudicando a sectores como el forestal, el agrario y el cinegético”, ya que “las modalidades de rececho y espera también quedan anuladas pese a no causar perturbaciones en los animales”.

Para los representantes de este colectivo, se pone fin de esta forma a los recechos de corzo, restringiéndose de una manera notable la berrea del venado y los recechos del resto de especies cinegéticas. Asimismo, señalan que se restringe la época de caza del zorro y recorta los periodos cinegéticos en 15 y 28 días respectivamente en los terrenos habitados por el águila imperial y perdicera y en los terrenos habitados por el buitre negro.

Por todo ello, desde la MEC se reclama a la Junta que dialogue con el sector cinegético, ya que, además de todo lo anteriormente dicho, estas medidas afectan de manera directa al desarrollo y mantenimiento del mundo rural, además de a los intereses económicos de Extremadura.

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *