La Justicia actúa contra las personas que amenazaron al rehalero Rosado tras hacerse público el vídeo

3 junio, 2019 • Noticias de caza

El rehalero José Luis Rosado recibió duras amenazas tras hacerse público el vídeo del fatídico lance.

En un agarre durante una montería se precipitaron un venado y parte de su rehala por un barranco.

Informa F. Artemisan | El Juzgado de Instrucción Nº 2 de Montijo (Badajoz) ha acordado incoar diligencias previas contra las personas que amenazaron al rehalero José Luis Rosado a través de las redes sociales tras la denuncia formulada por la Fundación Artemisan en colaboración con la Federación Extremeña de Caza.

Los hechos se remontan a noviembre del año pasado cuando, lamentablemente, algunos de los perros propiedad del extremeño José Luis Rosado sufrieron un accidente durante el desarrollo de una montería. Las imágenes se hicieron virales y no tardaron en producirse injurias, calumnias y amenazas contra el afectado por parte de individuos amparados, en algunos de los casos, en perfiles falsos de redes sociales.

«Ojalá alguien más cercano a tu pueblo te parta toda la cara, maricón»; «Este es el grandísimo hp que ha consentido que sus perros caigan y mueran por cazar, a por él!!»; «Este tío es un asesino de perros, vaya vergüenza»; «Me meriendo 20 payasos de esos para desayunar, puto desgraciado, a él le tiraba por un terraplén, Dios quiera que no me encuentre a uno de esos porque le doy la paliza de su vida», fueron algunos de los mensajes que Rosado recibió a través de la red social Facebook.

Ahora, en virtud de Auto de 23 de mayo de 2019, el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Montijo, acuerda incoar diligencias previas contra estos individuos por la presunta comisión de los delitos de amenazas e injusticias.

De este modo, la Fundación Artemisan, comprometida en la defensa de la integridad y reputación de la actividad cinegética y de las personas que la practican, logra un importantísimo precedente judicial, pues, desgraciadamente, muchas de estas conductas, totalmente deplorables, quedan impunes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *