La I Montería Joven FAC une tradición y juventud en un día histórico para la caza

28 Diciembre, 2016 • Caza mayor

La I Montería Joven FAC organizada por la Federación Andaluza de Caza y la Sociedad de Cazadores “La Gineta” de Los Barrios (Cádiz), y celebrada ayer en la Finca Murta del municipio gaditano, unió tradición y juventud en un día histórico para la caza andaluza en el que la cantera del sector cinegético fue la gran protagonista de la jornada.

Un total de 30 federados andaluces menores de 25 años y procedentes de muy diversos puntos de la geografía andaluza participaron en una jornada de montería totalmente gratuita que comenzó a las 9 de la mañana con ilusión, nervios e incertidumbre. Entre todos los jóvenes monteros destacó la presencia de Ricardo Fernández, un joven cazador asturiano que obtuvo su puesto en el sorteo realizado entre los más de 260 aspirantes a participar en la Montería Joven, al cumplir los requisitos exigidos para participar y que no dudó en desplazarse desde Langreo para vivir un día de fiesta y convivencia en torno a las tradiciones y buenas prácticas cinegéticas.

Padres y familiares de los cazadores noveles acompañaron durante toda la jornada a los jóvenes aficionados para transmitirles sus conocimientos y experiencia en la montería. Aquellos monteros que no pudieron contar con presencia de algún familiar con experiencia estuvieron acompañados por secretarios habilitados por la Sociedad de Caza “La Gineta” con una amplísima experiencia como monteros y con grandes conocimientos sobre el terreno.

Tras el desayuno, el presidente de la Federación Andaluza de Caza, José María Mancheño, tomó la palabra para agradecer a la Sociedad de Cazadores “La Gineta” de Los Barrios su implicación, entrega y trabajo por la caza y su difusión, que en este caso ha llevado a proponer la creación de esta Montería Joven cuya celebración ha sido posible gracias a esta sociedad de caza: “estamos celebrando un día histórico para la caza en el que no sólo facilitamos el acceso a una jornada de montería, sino que además transmitimos valores, formamos en buenas prácticas y creamos cantera para el futuro de nuestra actividad”.

El sorteo de puestos, la explicación de la mancha a cazar y las normas de la Montería a cargo de Juan Cándido Rojas, presidente de La Gineta, fueron el pistoletazo de salida para una montería en la que los jóvenes no sólo fueron protagonistas por ser quienes ocuparan los 30 puestos: también postores y arrieros fueron jóvenes socios de La Gineta que desarrollaron un trabajo ejemplar en todo momento.

Colocados los 30 puestos en una mancha caracterizada por la singular belleza de una finca clavada en pleno Parque Natural de Los Alcornocales, a media mañana tuvo lugar la suelta de las ocho rehalas que participaron gratuitamente en la jornada. Antes incluso de la suelta se produjeron los primeros tiros, que elevaron las expectativas de una montería en la que, finalmente, la mayoría de los puestos disfrutaron de algún lance, aunque con dispares resultados fruto de la escasa experiencia de algunos de los monteros participantes.

Una vez batidas las 300 hectáreas por los perros, se procedió a la recogida de puestos sin que se hubiera producido ningún incidente y con suerte dispar entre los monteros pero con un denomidaor común: la diversión y el apredizaje que siempre proporciona una jornada de caza bien entendida.

El total de 24 reses abatidas por los 30 puestos, entre ellas algún venado destacable, fue lo menos importante: el buen ambiente, la experiencia vivida y la posibilidad de transimitr los valores, tradiciones y buenas prácticas de la actividad cinegética a las nuevas generaciones fue el mejor resultado de una jornada en la que, no obstante, se celebraron algunos “noviazgos” de jóvenes que ya llevan en sus venas la pasión de la montería.

Si hubo un resultado todavía más importante que el de “asegurar” el futuro de la caza fue el que se produjo tras el despiece de las reses: casi una tonelada de carne de las reses abatidas fueron donadas al comedor social de Cáritas Los Barrio, un fin social que refuerza el valor de una iniciativa que no sólo tendrá beneficios para el sector cinegético.

Las caras de satisfacción, los elogios a la iniciativa y los agradecimientos por parte de jóvenes y familiares fueron la tónica dominante para el regreso, lo que evidencia el enorme trabajo realizado por la Sociedad de Cazadores La Gineta, su presidente, Juan Cándido Rojas, su Junta Directiva y los jóvenes socios de la entidad; así como por la Escuela de Caza de la FAC.

Informa: Federación Andaluza de Caza

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *