La Guardia Civil rescata a tres galgos tirados a un pozo en Osuna

7 Diciembre, 2016 • Actualidad

Un miembro de la sociedad de cazadores de Osuna alertó a los bomberos tras comprobar que había tres galgos aullando en el fondo de un pozo seco de unos 7 metros de profundidad. Los animales habían sido abandonados en el pozo por un vecino de la localidad con numerosos antecedentes que pretendía «ocasionar una muerte cruel y segura a sus perros» y que no había denunciado su desaparición.

Según la información aportada por la Guardia Civil y publicada en ABC, un miembro de la sociedad de cazadores de Osuna avisó los bomberos de que tres galgos permanecían atrapados y aullando en el fondo de un pozo seco de unos 7 metros de profundidad. Los bomberos se sirvieron de arneses para rescatar a los galgos, que fueron entregados al Seprona de la localidad para la identificación de los animales y de su dueño.

El propietario de los galgos fue identificado rápidamente debido a que dos de los animales tenían microchip. El dueño cuenta con numerosos antecedentes y está siendo investigado por un delito de maltrato animal a la espera de ser citado por un juez. «La finalidad del investigado no era otra que ocasionar una muerte cruel y segura a sus perros al abandonarlos en el interior de aquel pozo», señala la Benemérita.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *