La Guardia Civil pilla a tres furtivos con un macho montés recién abatido

5 noviembre, 2017 • Actualidad

Cabeza de macho montés incautada por los agentes de la Guardia Civil / La Voz

Agentes de la Guardia Civil observaron que un vehículo circulaba por un camino sin luces durante la noche.

Al interceptar el vehículo y realizar un registro, encontraron una cabeza de macho montés recién abatido.

Con el objeto de prevenir y erradicar el ejercicio de la caza furtiva, agentes de la Guardia Civil realizan una serie de servicios en diferentes lugares de interés medioambiental y cinegético de la provincia. Labores que, el pasado día 26, dieron como resultado la detención de varios cazadores furtivos que portaban la cabeza de un macho montés recién abatido.

Fue en torno a las 19.50 horas cuando, desde lejos, agentes de la Benemérita observaron circular un vehículo por el conocido como ‘Camino Marchante’, en el término municipal de Tabernas (Almería), por el que se accede a diferentes cotos de caza de la zona. Llamó la atención de los agentes que el vehículo circulaba con las luces apagadas, logrando ubicarlo cada vez que se encendían los pilotos traseros del freno.

Detención

Como los agentes conocen la zona, se trasladaron hasta el lugar donde se une el camino con la carretera AL-3103, dando el alto al vehículo que circulaba ocupado por tres personas.

Tras su identificación, los agentes comprobaron como dos de ellos vestían ropa de camuflaje, además de encontrar en los asientos cananas con munición y prismáticos. Por ello, realizaron un registro del interior de la furgoneta, encontrando dentro dos armas largas, así como la cabeza diseccionada de un macho montes (Capra pyrenaica); la cual aún desprendía sangre y carecía del correspondiente precinto de abatimiento.

Ante las comprobaciones de documentación y preguntas planteadas por los agentes, el propietario de una de las armas puso en conocimiento carecer de seguro de responsabilidad de caza en vigor, así como de licencia de caza en vigor, mostrando tan solo la documentación del rifle. De la misma forma, dicha persona no pudo presentar a los agentes el permiso de recechos, ni tampoco el precinto de abatimiento del espécimen, por lo que no lo llevaba colocado el trofeo.

Así, tras comprobar en dependencias de la Guardia Civil la carencia de las correspondientes autorizaciones para abatir al animal, los agentes intervinieron el trofeo y pusieron en conocimiento de las tres personas identificadas que las infracciones observadas a la Ley 8/2003, de 28 de octubre, de la Flora y fauna silvestres en Andalucía serán remitidas a la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Informa: lavozdealmeria.es


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *