La Guardia Civil desmantela un taller clandestino de reparación de armas en Tomiño

3 Abril, 2017 • Noticias de caza

La Guardia Civil desmateló en marzo un taller ilegal de reparación y venta de armas de fuego en la localidad pontevedresa de Tomiño y su propietario fue detenido. Las investigaciones se iniciaron el año pasado a raíz de un anuncio de venta de armas en un conocido portal web. Durante la inspección al taller se encontró maquinaria y una amplia gama de herramientas destinadas a la reparación de armas. Al dueño del taller ilegal se le atribuye la presunta comisión de un delito de tenencia, tráfico y depósito de armas y municiones.

La Guardia Civil detuvo el pasado marzo a un vecino del municipio de Tomiño acusado de la comisión de un presunto delito de tenencia, tráfico y depósito de armas y municiones. Se dedicaba a la reparación y venta de armas de fuego en un taller clandestino que tenía en un galpón próximo a su domicilio.

Las investigaciones llevadas a cabo en el marco de la denominada operación “Susurro”, se iniciaron a finales del pasado año por el Grupo de Información de la Comandancia de Pontevedra, con el apoyo técnico de la Intervención de Armas, a raíz de un anuncio sobre venta de armas que aparecía publicado en una conocida página web de internet.
Una vez averiguada la identidad del anunciante y ubicado su domicilio en el municipio de Tomiño, fue necesaria una discreta labor de investigación y control sobre el inmueble hasta que se pudieron reforzar, se cabe, las sospechas de que esta persona se estaba dedicando ilegalmente al comercio y reparación de armas de fuego, utilizando para ello un taller clandestino que tenía montado en un galpón anexo a su vivienda.
Con el resultado de las pesquisas realizadas, el Juzgado de Instrucción nº 2 de Tui libró el correspondiente mandamiento de entrada y registro en el galpón, que se llevó a cabo durante la mañana del día de ayer.
El resultado de la inspección fue el que se esperaba y en el interior de este habitáculo la Guardia Civil se encontró con un taller dotado con maquinaria y una amplia gama de herramientas propias para la actividad que estaba realizando, que no era otra que la reparación y restauración de armas de fuego.
En el registro se encontraron: 4 rifles de caza mayor y 20 escopetas de caza, además de 6 armas cortas (4 revólveres y 2 pistolas), distintas piezas sueltas, entre ellas un silenciador y tres cañones para las escopetas y una importante cantidad de munición: 15.500 cartuchos de caza de distintos calibres; 68 cartuchos de guerra del cal. 7,62, junto con 650 de varios calibres para arma corta y 1.550 para arma larga.
El operativo concluyó con la detención del dueño del galpón, al que se le atribuye la presunta comisión de un delito de tenencia, tráfico y depósito de armas y municiones. Se efectuó, también, un registro en su domicilio, donde se encontró otra pistola con su correspondiente munición y se le intervino el ordenador para su peritación y estudio.
El detenido pasará durante las próximas horas a disposición de la autoridad judicial en Tui, en tanto que la Guardia Civil continuará con la investigación para conocer la entidad y el volumen del negocio ilegal que esta persona venía realizando, averiguar la procedencia de las armas y dirimir las supuestas responsabilidades legales en las que pudieron haber incurrido los propietarios de las escopetas, que estén documentadas, por haber entregado las armas a un establecimiento no autorizado.
Informa Guardia Civil

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *