La Fundación Artemisan presenta el proyecto ‘Rufa’ para recuperar la perdiz roja

6 octubre, 2017 • Noticias de caza

Se pretende crear una red de cotos y fincas demostrativas en las que se apliquen medidas de gestión agraria y cinegética.

Otro de los objetivos será establecer «grupos perdiceros», grupos de trabajo entre personas y entidades que están interesadas en conservar la perdiz roja.

La Fundación Artemisan, que agrupa a varias organizaciones del ámbito cinegético junto a un grupo de empresarios y amantes del campo, ha presentado este jueves el proyecto ‘Rufa’, cuyo objetivo es trabajar por la recuperación de la perdiz roja y otra aves esteparias en España.

Según ha informado esta fundación, durante los últimos 15 o 20 años se estima que las poblaciones de perdiz roja silvestre en España han disminuido un 33 por ciento y desde los años setenta es posible que se hayan perdido al menos un 70 % de las poblaciones silvestres.

En muchos cotos, ha señalado, ya no hay perdices o sus densidades son tan bajas que la caza puede ser desaconsejable, una suerte similar a la que han corrido en España otras especies especialmente aves ligadas a entornos agrícolas, que siguen en regresión.

La Fundación Artemisan entiende que en los últimos tiempos se ha realizado un importante esfuerzo de investigación para determinar qué factores están detrás de la regresión de estas especies, y hoy sabemos que el abandono del mundo rural, la transformación del hábitat, ciertas prácticas agrícolas (incluyendo el uso de pesticidas y herbicidas), la excesiva predación y algunas acciones humanas, han sido factores clave para este declive.

Aunque es necesario seguir investigando, para Artemisan es necesario comenzar a poner en práctica los hallazgos de las investigaciones y así comenzar a revertir el declive.

El proyecto ‘Rufa’ tiene por objeto recuperar las poblaciones de perdiz roja y aves esteparias en España, a través de dos acciones principales, una de ellas creando una red de cotos y fincas demostrativas en los que se implementen medidas de gestión agraria y cinegética cuya eficacia es conocida.

El objetivo es implicar no sólo a gestores y sociedades locales de cazadores, sino también a las administraciones públicas competentes en la actividad cinegética en cada región.

Otro de los grandes objetivos será establecer «grupos perdiceros», grupos de trabajo entre aquellas personas y entidades que están interesadas en conservar la perdiz roja y otras especies para así expandir dichas medidas.

Los protagonistas del ‘Rufa’ serán los cazadores, gestores, agricultores y propietarios, en cuyas manos, ha señalado la Fundación, está el futuro de la perdiz roja y otras especies.

A través de estas acciones se persigue que cualquier terreno de titularidad pública o privada pueda implementar medidas de gestión agraria y cinegética en beneficio de especies como la perdiz roja, fomentándose una nueva «conciencia» para el uso sostenible de los recursos agrarios y cinegéticos a través de la educación y formación.

El proyecto ‘Rufa’ surge de la colaboración de la Fundación Artemisan y las Federaciones de Caza de Extremadura, Murcia, Andalucía y Castilla-La Mancha, regiones donde inicialmente se va a desarrollar el proyecto aunque el objetivo es ampliar la red de cotos demostrativos a otras comunidades interesadas.

El proyecto, que tendrá una duración de, al menos, cuatro años, cuenta también con la colaboración de pequeñas empresas, particulares y entidades y asociaciones que están comprometidas con la conservación de la perdiz roja y otras especies en regresión.

Asimismo, ha sido presentado al Ministerio de Agricultura y a las consejerías competentes en cada comunidad autónoma con el objetivo de ampliar la financiación privada que aportará la Fundación Artemisan en los cuatro próximos años, que superará los 250.000 euros.

Informa clm24.es


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *