La Fiscalía de Cáceres investiga el despeño de los perros de rehala y el ciervo

20 noviembre, 2018 • Noticias de caza

De forma paralela, el Defensor del Pueblo ha señalado en una nota de prensa que ha iniciado una actuación de oficio tras conocer los hechos.

La Fiscalía de Medio Ambiente de Cáceres ha abierto diligencias de investigación tras la difusión de un vídeo en el que se aprecia cómo varios perros de una rehala y un ciervo se precipitan por un barranco en una montería celebrada este pasado sábado en Herreruela (Cáceres).

Los hechos sucedieron en una zona conocida como los Riberos del Tajo y al poco tiempo de comenzar la cacería un venado herido se dirigió hacia un cortado perseguido por cazadores y por una jauría de perros. Doce de ellos y un ciervo se precipitaron desde varios metros de altura por un barranco. El vídeo, difundido por el partido Pacma, se ha convertido en viral y ha desatado todo tipo de críticas contra la actividad cinegética y también la indignación de grupos ecologistas. En el vídeo -de extrema crueldad- no se ve expresamente el desenlace del suceso pero la Federación Extremeña de Caza ha confirmado que uno de los perros murió por aplastamiento al caerle encima el venado y otro se rompió una pata.

Este martes, la Fiscalía de Cáceres ha instado al Seprona de la Guardia Civil la investigación de los hechos y ha recordado en un escrito que “los perros son animales domésticos cuya salud e integridad se protege por el Código Penal frente al maltrato injustificado con resultado de muerte o lesiones”.

De forma paralela, el Defensor del Pueblo ha señalado en una nota de prensa que ha iniciado una actuación de oficio tras conocer que en una montería celebrada en la localidad cacereña de Herreruela varios perros acabaron despeñados por un barranco ante una posible negligencia de los cazadores.

Esta institución se ha dirigido a la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta de Extremadura para que informe “sobre si tiene conocimiento de estos hechos y sobre si ha realizado algún tipo de actuación”.

A juicio del Defensor del Pueblo, esta situación podría suponer una infracción a lo dispuesto en la Ley 14/2010, de 9 de diciembre, de Caza de Extremadura, que establece que el ejercicio de la caza debe realizarse en unas condiciones que garanticen la seguridad de las personas así como de los animales que se utilicen en esta actividad.

Además, en la nota se destaca que “la preocupación ciudadana por el bienestar y cuidado de los animales, tanto domésticos como silvestres, es cada vez mayor, y así lo demuestran las numerosas quejas que presentan a esta institución relacionadas con el bienestar animal”.

“Fatalidad en una zona peligrosa”

La Real Federación Española de Caza ha expresado el pesar del sector cinegético por este “accidente” con la “fatalidad de producirse en una zona peligrosa”, en referencia al barranco.

A través de un comunicado, ha asegurado que “inmediatamente después, como no puede ser de otra manera, los perros implicados fueron atendidos por veterinarios en el mismo lugar de los hechos y en clínicas veterinarias”, si bien no aporta más detalles sobre el estado de salud de los animales.

Esta federación ha expresado su “apoyo incondicional al rehalero afectado por semejante fatalidad que obró con el convencimiento de actuar con la máxima diligencia”.

Sin embargo, el partido político Pacma, que difundió el vídeo a través de su cuenta en Twitter, señaló en redes sociales que es “hora de exigir responsabilidades a los políticos insensibles con el sufrimiento y la vida de los animales”.

Informa David Vigario para elmundo.es


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *