La finca Mochares abrió la temporada de caza menor

13 octubre, 2016 • Noticias de empresas

Buen tiempo y buena caza en la primera jornada de la temporada de caza menor en Finca Mochares, en Nambroca, Toledo. Como todos los años, la finca reunió a los periodistas en su ya tradicional Jornada de Caza para Prensa Especializada, que comenzó al amanecer y terminó con un suculento arroz con capón.

Periodistas-cazadores abriendo la temporada de caza menor en la finca Mochares.

Periodistas-cazadores de toda España, especialmente de las revistas especializadas y este año con la presencia de TVE Toledo y Castilla La Mancha Televisión, se dieron cita en Finca Mochares, donde fueron recibidos por el director Juan José López del Cerro, que celebró el reencuentro. “Juanchi” estaba acompañado por su padre, Juan José López Guerra, cazador con mayúsculas en sus buenos tiempos y María José, su madre, entrañable, que cuida todos los detalles.

El día había arrancado de noche, una hora antes, a las 8, en la puerta de la Hípica de Toledo que sirvió como siempre de punto de encuentro, donde fue servido un rápido café. Desde allí, en caravana, llegamos a la finca para disfrutar con un día que amaneció casi veraniego. Tras los saludos, primero fue un desayuno campero a base de migas como Dios manda y unos huevos fritos de corrral que se salían del plato. El siempre apetecible vino Editor cerró este introito que continuó con unos sobados artesanos acompañados con un café con leche de esos que te despiertan del todo.

El campo estaba muy seco y el sol amenazaba con hacer de las suyas, recordando los días tórridos del estío en los que el termómetro llegó a los 44 grados, así que rápido vinieron los cambios de ropa y calzado y el cargado de las armas para salir de inmediato.

El grupo de periodistas-cazadores y algún invitado se dividió en dos manos que fueron como es habitual por senderos opuestos; una formada por los más jóvenes y rápidos, y otra con los más veteranos y serenos. Antes de salir, López del Cerro pidió a todos que cuidaran esta finca de caza sostenible, sin dejar las vainas en el campo y recomendó prudencia en los disparos.

A medida que el sol iba subiendo la temperatura fue aumentando, llegando en momentos a los 28 grados en pleno campo seco y terroso. Las piezas se fueron cobrando con especial generosidad con los faisanes y el resultado causó cierta sorpresa, porque se esperaba que las cortas lluvias de primavera hubieran afectado mucho la reproducción.

El calor aconsejó acortar la jornada y tras el retorno de los cazadores a la casa, se sirvieron los embutidos acompañados de agua, refrescos y cervezas. Después del descanso y los comentarios, desde la cocina salió el queo que llamaba a la mesa. El arroz con capón nos estaba esperando y como siempre, no defraudó al personal. La mano de Paco se notaba: el grano estaba en su punto.  Antes de irnos, brindamos por su calidad como cocinero y su reciente jubilación. La foto de familia permitió ver el generoso resultado: las piezas cobradas fueron: 35 perdices, 27 faisanes, 26 conejos, 2 liebres y un zorro. En resumen: un buen arranque de temporada con la alegría del rencuentro. La temporada de caza menor finalizará el 8 de Febrero de 2017.

Informa: Gabinete de Prensa Finca Mochares

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *