La finca cordobesa de caza mayor “Carboneras del Valle” está en venta por 17 millones de euros

6 julio, 2017 • Noticias de caza

El fundador de la consultora que la pone en venta afirma que se trata de «una de las fincas cinegéticas que mejores resultados ha obtenido en los últimos tiempos».

En dos monterías celebradas en 2016 se abatieron más de 200 piezas de caza mayor, de las que se consiguieron 100 trofeos medalla de oro.

Esta singular propiedad cuenta con una extensión de 2.180 hectáreas, seis cortijos y una vivienda principal de 18 habitaciones.

El mercado inmobiliario de las fincas rústicas también se mueve. El último gran inmueble en salir a la venta en este segmento ha sido la finca Carboneras del Valle (Córdoba), una de propiedades cinegéticas con más trofeos de la provincia andaluza. Ha sido puesta en comercialización por la consultora inmobiliaria Lançois Doval con un precio de 17 millones de euros.

Según explica Robert Menetray, fundador de la consultora Lançois Doval, “el inversor se encuentra con una de las fincas cinegéticas que mejores resultados ha obtenido en los últimos tiempos”. “En 2016”, añade, “se abatieron más de 200 piezas de caza mayor en tan solo dos monterías, obteniendo casi 100 trofeos, en su mayoría de oro”.

“A esta riqueza cinegética conviene sumar las posibilidades turísticas e instalaciones disponibles, entre las que sobresale una vivienda principal que cuenta con la nada desdeñable cifra de 18 habitaciones”, comenta Menetray. La caza se articula en torno a seis cortijos que gozan de un buen mantenimiento.

Cotos y monterías

Enclavada en la localidad cordobesa de Alcaracejos, esta finca de caza mayor se extiende a lo largo de más de 2.000 hectáreas y reúne todos los requisitos necesarios para la organización de este tipo de eventos, entre otros.

Se trata de uno de los tipos de caza más antiguos que se practican en todo el mundo, con especial predicamento y recorrido histórico en la Península Ibérica. La riqueza faunística del territorio español en general y del interior andaluz en particular ha propiciado la práctica de esta actividad tanto con fines económicos como recreativos.

Y es que gracias a las características de la provincia de Córdoba, los aficionados a la caza mayor pueden abatir numerosas piezas entre las que destacan los jabalíes y los ciervos. En menor proporción, corzos y gamos son otras especies que se dejan ver con cierta frecuencia en las sierras cordobesas.

La oferta cinegética de la finca se completa con la presencia de aves y otros animales que formarían parte de la caza menor, como la perdiz roja o la tórtola además de pequeños mamíferos como liebres o conejos. Esto da pie a combinar distintos tipos de caza dentro de una misma montería.

Otro atractivo particular de esta finca en venta es que apenas el 15% de los cotos de Córdoba participan de la caza mayor (unos 250 sobre más de 1.400 cotos en total), que es lo que se requiere para organizar monterías de calidad.

Informa elmundo.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *