La Federación Armera muestra su preocupación por la Ley de Caza de CLM y sus prohibiciones

12 marzo, 2018 • Noticias de caza

Cazador con escopeta para la sección Pluma invitada

La FSA muestra su preocupación por la Ley de Caza que socialistas están consensuando con sus socios de gobierno «podemitas».

La prohibición del calibre 22 y de sus hermanos menores, como el 17 HMR, suponen un paso en mala dirección.

Informa FSA | Este jueves está previsto la realización de un pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha en el que se debatirá la modificación de su actual Ley de Caza, y su sustitución por un nuevo texto, que al parecer han consensuado los socialistas con sus «socios de gobierno podemitas», según indica la Federación Sectorial Española de Armas y Municiones (FSA).

Esta modificación es rechazada de pleno por la Mesa en Defensa de la Caza de Castilla-La Mancha, que agrupa a las principales asociaciones del sector cinegético regional (Federación de Caza de C-LM, Aproca C-LM, Atica C-LM, Atica Guadalajara, Asaja, Asiccaza, Federación de Galgos de C-LM).

De las razones que argumentan en una nota de prensa, desde la Federación Sectorial Armera queremos poner el acento en la nueva prohibición expresa del calibre 22, que había sido eliminada en el actual texto, e incluso ahora dan un paso más en la mala dirección, prohibiendo cazar además con todos los calibres inferiores a este, como es el caso del 17 HMR, tan de moda.

Se intenta justificar que la prohibición de estos calibres es por su poca capacidad de muerte rápida en las piezas de mayor tamaño, lo que provocaría un gran sufrimiento en las piezas de caza mayor. Sin embargo, se oculta que en la actualidad esos calibres no se usan sobre especies de caza mayor sino sobre algunas de caza menor, respecto de los que sí tienen gran capacidad de muerte sin sufrimiento.

Estos calibres menores son de gran utilidad para la gestión cinegética, sobre todo para un efectivo control de predadores, sin necesidad de recurrir a otros sistemas que exigen una previa captura en vivo y su posterior sacrificio, que estresan más a la fauna objetivo. Además, su limitada detonación del disparo limita el estrés del resto de la fauna no objetivo, lo que contribuye al bienestar animal.

Su posible uso para el furtivismo podría ser suficientemente atacado estableciendo un agravante específico para cuando las infracciones sean cometidas con estos calibres menores. La Federación Sectorial Armera lamenta que se limiten los derechos de los cazadores sólo por «concesión a las reclamaciones absurdas e infundadas del ecologismo radical». Asimismo considera que el uso de argumentos falsos es el indiscutible reconocimiento de la irracionalidad de esta prohibición.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *